Edición Tijuana
Suscríbete
Ed. Tijuana

El Imparcial / Columnas / Columna Tijuana

Nearshoring y sus efectos en Baja California

Recientemente hemos escuchado que los Estados Unidos tomaron como estrategia de negocio la decisión de acercar a sus costas y fronteras ciertas actividades industriales que se realizan en el extranjero.

Recientemente hemos escuchado que los Estados Unidos tomaron como estrategia de negocio la decisión de acercar a sus costas y fronteras ciertas actividades industriales que se realizan en el extranjero a fin de evitar reducir costos de traslado de productos finales que cuentan con determinados volúmenes o son considerados de grandes dimensiones (autos, productos electrodomésticos, aparatos para la industria) y con ello dejar de fortalecer la economía China que representa una importante competidor en el entorno mundial.

Los países que por su naturaleza son óptimos para implementar esta estrategia son México y Canadá con quienes se tienen suscritos tratados comerciales desde hace 30 años, razón por la cual los Estados Unidos ha contemplado a nuestro país para fortalecer y aplicar el NEARSHORING por sus características geográficas y económicas.

En este contexto ¿en qué forma se puede beneficiar Baja California?:

BC tiene una posición geográfica envidiable y el programa IMMEX (maquilador) tiene más de 50 años de experiencia.

Los costos de operación se han mantenido competitivos durante todos estos años.

Las condiciones de la industria local han sido favorables.

La cadena de productos y servicios cuenta con respaldo probado por su proveeduría local y servicios profesionales.

Gobierno estatal con experiencia en la promoción de la inversión.

Debemos reconocer que Baja California tiene grandes retos y desafíos:

Carencia de servicios públicos confiables y efectivos (falta de capacidad eléctrica y de agua)

Infraestructura deficiente en garitas, carreteras, puertos y trenes.

Falta de disponibilidad de mano de obra. Obstáculos burocráticos del gobierno federal para la obtención de permisos de operación.

Inseguridad jurídica para la realización de negocios (aumento de impuestos, reformas legales).

Sin duda esta nueva estrategia de negocios de los Estados Unidos es una magnifica oportunidad para el desarrollo industrial y comercial en México y especialmente para Baja California, por eso se debe aprovechar esta coyuntura de oportunidad y posicionar a la industria estatal como la primera opción del NEARSHORING.

*El autor es abogado empresarial.

En esta nota