No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas El Ojo Del Marketing

Mi sistema no me lo permite

Hace algunos días visitando una ciudad tuve un contratiempo con AirB&B, al llegar al edificio donde estaba el departamento maravilloso, resultó que parecía de mala muerte, entré en pánico y salí corriendo.

Por Marcela Mexía

Hace algunos días visitando una ciudad tuve un contratiempo con AirB&B, al llegar al edificio donde estaba el departamento maravilloso, resultó que parecía de mala muerte, entré en pánico y salí corriendo. Me encontré momentáneamente ‘homeless’, rápidamente saqué mi celular, ya saben que todo lo resuelvo así...abrí la app donde siempre hago mis reservaciones, busqué el hotel que justo estaba enfrente de mi, ¡zaz! aplasté el botón RESERVAR, en eso me sale un letrerito “su reservación no pudo ser completada, en este momento hay demasiado tráfico intente mas tarde” OMG, ok, rápidamente, entré al sitio del hotel directamente...check in ¡ya!.. reservar: RESERVACIÓN COMPLETADA NUMERO 123454632, me bajé del UBER donde andaba y llegué al lobby, sentía que estaba mi mamá ahí, se los juro. Muy amables el hotel súper nuevo muy lindo, dejé voucher abierto, ya ven que ahora el SAT nos mete en líos, que si no son mas de dos mil pesos el reembolso está embrujado, en fin dejo voucher abierto “ahí mañana averiguo con mi contadora que procede” -claro que si señora ¡bienvenida!- la señora, o sea yo, me fui a la habitación.
Como es costumbre, me puse a trabajar, hasta que me dieron las 10 de la noche, mejor me dormí, al día siguiente tenía una reunión temprano. Ya en los brazos de Morfeo y soñando con que cabía en los vestidos de Diane Von Furstenberg ¡riiiiiiiiing! el teléfono, les juro que pensé que había incendio, uno, porque hace doscientos años que no escuchaba ese sonido, dos ¡porque era media noche!

“Buenas noches señora ¿la desperté?”
-¡no! si te estaba esperando despierta ashhhhh ¿qué pasa?
“Es que nos acaba de caer una reservación a su nombre pagada de la app Expedia.com”
-Debe de ser un error ¡aaaah! ya me acordé, marcó error la app ¿qué procede?
“Le vamos a cobrar una noche de penalización porque usted no se presentó”

Aquí es dónde usted y yo mi estimado lector, ponemos cara de WHAT.

-Oiga ¿si sabe que estoy dormida en la habitación 606? a dónde usted está marcando, aquí estoy.
“Si, pero usted no se presentó con el número de reservación entonces mi sistema lo toma como que no llegó”
-Bueno, le dejé voucher abierto no me ha cobrado, aplique lo que pagué con esta reservación.

Y aquí mi querido lector, el título de esta columna: MI SISTEMA NO ME LO PERMITE.


Cuántas veces ponemos procesos y procedimientos que nos atan de pies y manos hasta rayar en lo absurdo, está como los que instalan gobierno corporativo en las empresas y una de las reglas inamovibles es: los accionistas no deben de ser proveedores de la empresa, me suena como esas personas que no permiten transfusiones de sangre, que porque su religión no se los permite. Recuerdo otro caso donde conocida refresquera no podía resolver el “bájeme otra caja de naranja” del abarrotero que jamás se pudo alinear al sistema de esa compañía. Por favor que eso no le pase a usted, capacite a sus empleados a resolver y respáldelo; yo se que me canso de escribir sobre automatización de procesos e incorporación de la tecnología pero no caigamos en estos extremos. Hasta aquí mi reporte Joaquín, ya sabe si necesita mi ayuda, escriba mi nombre en Google y mándeme mensaje.


* La autora es estratega de marketing, directora de Adirektiva, miembro
de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias.

Comentarios