No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Tecleado

Menos de 15 meses

Jaime Bonilla Valdez ha sido gobernador de Baja California por nueve meses y ha logrado cobrar millones de pesos a empresas por consumo de agua y drenaje, lo cual me parece muy bien, incluyendo al Aeropuerto de Tijuana.

Por Cosme Collignon

Jaime Bonilla Valdez ha sido gobernador de Baja California por nueve meses y ha logrado cobrar millones de pesos a empresas por consumo de agua y drenaje, lo cual me parece muy bien, incluyendo al Aeropuerto de Tijuana.

Durante estos meses de gobierno ha estado informando, lo que le da la gana, sobre entrega de despensas e incluso transmite entrevistas de agradecimiento de la gente por tan “noble” labor, como si el dinero para las despensas saliera de su bolsillo. Habla de la criminalidad en Tijuana, la cual, dice, ha bajado, pero las cifras ahí están, siguen las muertes de hombres y mujeres. Bonilla había prometido que con la llegada de la Guardia Nacional a Baja California se iban a reducir al máximo los homicidios, pamplinas.

Por supuesto que la estrella mañanera, según Bonilla, es el doctor Alonso Pérez Rico, quien se la pasa recitando cifras de contagiados y muertos, de internados en hospitales y de mujeres embarazadas que han perdido la vida, al igual que menores de edad a consecuencia del Coronavirus. Da pena ajena escuchar del Secretario de Salud hablar de pruebas hechas en Baja California, el médico galán dice que en todo el estado se han realizado poco más de 23 mil pruebas, mejor no debería decirlo, porque tan sólo en el Condado de Imperial, California se han practicado más de 50 mil. No le he escuchado pedirle al Gobernador amigo de López Obrador, que procure más ayuda Federal  para pruebas, sigue caminando a ciegas.

Mario Escobedo Carignan, secretario de Economía Sustentable y Turismo, también va a estas conferencias mañaneras, habla y por fuera, sus enemigos políticos, le han señalado de todo, hasta de amigo de Manuel Gastélum, “El Patas”, ex presidente municipal de Tijuana. ¿Será que muchos pretendientes morenistas le ven posibilidades de llegar a la gubernatura? Podrá salir de estos señalamientos, pero como dicen el golpe no se lo quita ni con Ajax.

Quiero hacer una aclaración al señor Bonilla, porque igual que López Obrador, dice que quienes lo critican están pagados por sus opositores, a mí no me paga nadie y tampoco he pedido publicidad a la Dirección de Comunicación, no se equivoque.

Aclarado lo anterior, les comento que bien por los trabajos de limpieza del Río Tijuana, toda la canalización, pero ¿a dónde va a parar todo lo que ahí han sacado? Dicen que a una empresa de Tecate. Pero había zonas que ya tenían un buen número de árboles, ahora quedará pelón. Esos árboles que tardaron años en crecer en una zona que no deberían estar, formaron parte del ecosistema, eran purificadores del aire, surge la pregunta ¿cómo le hará Salomón Faz para reforestar esa zona? Acuérdense que Salomón Faz es el nuevo secretario que no deja de salir en las mañaneras de Bonilla.

Se hacen cambios, se crean dependencias, se cambia el nombre de otras, pero los problemas, según Bonilla se están resolviendo, pero no es así. Voy a poner un ejemplo que me hicieron llegar usuarios del transporte público de Mexicali. Muchos camiones que circulan por la capital del Estado deberían tener encendido el aire acondicionado, sin embargo, no es así. El Instituto de la Movilidad le quitó la vigilancia al Sistema Municipal del Transporte, entonces no hay quien sancione a los chóferes. Se crean instituciones sin ton ni son, aquí un son. Ahora el SAT BC. En poco más de un año dejará el poder. ¿Le alcanzará el tiempo para cumplir con sus cien promesas de campaña?

* El autor es periodista independiente.

Comentarios