No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Diálogo empresarial

Mejoremos la Educación en Baja California

Hace una semana, la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Congreso local, aprobó el proyecto de dictamen relativo al nuevo marco jurídico en materia de Educación para el Estado de Baja California.

Por Roberto Rosas

Hace una semana, la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Congreso local, aprobó el proyecto de dictamen relativo al nuevo marco jurídico en materia de Educación para el Estado de Baja California.

Nosotros en Coparmex Tijuana, junto a otros organismos como la Coalición para la Participación Social en la Educación y asociaciones de escuelas particulares, exigimos a nuestros legisladores que antes de aprobarlo, se tomaran en cuenta las recomendaciones que se han propuesto para la mejora del Dictamen.

Es preocupante ver cómo existen temas que no han sido modificados de acuerdo a las sugerencias realizadas por la Copase y que son de gran preocupación tanto para padres de familia, escuelas, instituciones educativas y otros organismos.

Hay rubros que afectan la libertad del padre de familia para decidir sobre las características de la escuela que quieren para sus hijos, tales como la educación, los conocimientos y los valores afines a sus convicciones.

Entre los que se han considerado necesarios a modificar, se encuentra la prohibición para que las escuelas particulares tengan la posibilidad de decidir el tipo de uniforme con los logos y distintivos que dan identidad al plantel seleccionado para la educación de sus hijos, incluso afectando derechos de autor registrados y que están protegidos por la ley.

Además, no podrían decidir todos los libros, autores adicionales y útiles escolares que, en el marco de los planes de estudio oficiales, pueda brindar un enfoque o una orientación distinta a la educación de nuestros hijos, tomando como base la ideología, valores y el proyecto de vida que los padres e hijos, tienen como parte de sus derechos humanos y en el marco del ejercicio de su libertad.

También es importante señalar que no respetan las condiciones contractuales que, de forma libre y de acuerdo a la ley, acuerdan los padres de familia y las escuelas particulares al intentar establecer prohibiciones sobre aspectos como si la falta de pago del servicio es motivo o no, de suspensión del mismo o de retención temporal de algún documento.

En el Dictamen se mantiene una clara discriminación hacia los maestros y personal que labora en las escuelas particulares, al prohibir que puedan recibir alguna beca de estudios para sus hijos y familiares, por el solo hecho de trabajar en esa escuela.

Si alguna escuela incurriera en una falta de lo anterior mencionado entre otros puntos que señala el documento, existen sanciones económicas exorbitantes para ellas. Sin embargo, se mencionan las formas y procedimientos de aplicación, además de que los montos van desde los 100 UMAs, $8,688 pesos al valor actual, hasta los 2 millones 606 mil 400 pesos

Hacemos un llamado a nuestros diputados a evitar la toma de decisiones de proyectos que involucren a otros sectores de la sociedad, sin consultar. Esto es algo que le ha faltado a las últimas legislaturas, donde la mayoría de los temas que se aprueban, nunca son socializados y solo siguen una línea política.

Es momento de actuar. A ustedes quienes conforman el Congreso del Estado, les decimos que en sus manos queda el hacer un verdadero cambio y no solo actuar aprobando o rechazando de acuerdo a una conveniencia política-personal temporal.

Hagámoslo juntos por Baja California.

* El autor es presidente del Centro Empresarial Coparmex Tijuana.

Comentarios