No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Apuntes

Los campos en Otay

Con las obras que se realizan en los campos de beisbol de la Liga Amateur de Tijuana, Ángel Camarena Romo y Luis García, mucha gente piensa que se hacen por ser instalaciones propiedad del gobierno del estado.

Por Ángel González

Con las obras que se realizan en los campos de beisbol de la Liga Amateur de Tijuana, Ángel Camarena Romo y Luis García, mucha gente piensa que se hacen por ser instalaciones propiedad del gobierno del estado.

En esta ocasión, las autoridades apoyan al circuito rojo, pero en otros años, en las administraciones surgidas del Partido Acción Nacional, todas las canicas eran para la Liga Municipal.

Y las obras del Camarena Romo son para dejar en condiciones lo que será la casa de los Industriales de Otay en la próxima campaña de la Liga Norte de México.

Ninguno de los campos deportivos que están en el área de Otay son del gobierno del estado, las organizaciones deportivas las recibieron a cambio de otros que tenían.

Donde se juega la pelota, las ligas de adultos, recibieron esos campos a cambio de los que utilizaban en la zona del río, antes de que se hicieron las obras de canalización.

Tijuana Amateur recibió tres campos, el Camarena Romo, a cambio del que tenían con el mismo nombre frente a la tristemente famosa Cartolandia, el Luis García, por el que utilizaban en la Colonia Independencia, donde ahora está el gimnasio de basquetbol y la unidad deportiva, de inicio llamada Rafael Casillas, en honor al zurdo, que fue en varias ocasiones jefe del deporte municipal y Regidor.

Ya simplemente le llaman unidad deportiva, donde sigue habiendo beisbol, con un campito que utiliza la Liga Guaycura de Tijuana.

El tercer campo que tiene la Liga Amateur en Otay es el Horacio Verdugo, a cambio del llamado Cuauhtémoc, que estaba en el centro de lo que ahora es Infonavit, frente a Palacio Municipal.

Les había otorgado otro campo, ahora llamado Cliserio Sánchez, en honor al impulsor de las ligas pequeñas, pero lo fueron descuidando y ahora lo controla la Liga de Beisbol Infantil y Juvenil Municipal de Tijuana.

Por cierto, a los niños les dieron esos terrenos, para que dejarán Los Arenales, como llamaban la zona por donde se localiza en estos días el Hotel Lucerna.

Los directivos que ha tenido el beisbol pequeño han trabajado muy bien a lo largo de los años y el enorme complejo deportivo con que cuentan es una prueba de ello.

En la zona del río, Tijuana Municipal tenía también tres campos, el Salvador Sierra Vera y Sepanal, por los que recibió el que es su escenario principal y el ahora llamado Horacio Nieves.

El Cacahuate Félix se lo otorgaron en lugar del CROM, un campo que estaba también en la zona río, pero más cerca de la línea internacional.

Únicamente un campo, el Romero Manzo, tenía el chútale en la zona río y les dieron un estadio, el Jesús Romero Manzo, pero sus directivos se pusieron vivos, se adueñaron de los terrenos que había alrededor, acondicionaron varios campos, los suficientes para tener actividad toda la semana, en todas las categorías y a todas horas.

En el proyecto original, el softbol no estaba contemplado, ya que los terrenos estaban destinados al baloncesto, pero sus directivos no los quisieron y se otorgaron a la pelota blanda, la Liga Mesa de Otay, que jugaba en instalaciones prestadas, en el Crea y en los primeros años, de día, pues no había suministro de energía eléctrica, hasta que lo lograron durante la gestión de Alonso Valdez.

La Liga Municipal tampoco tenía instalaciones propias, jugaban en lo que ahora es la Unidad Deportiva Infantil Benito Juárez y a pesar de tantos años, siguen sin campo.

Tienen mucho tiempo jugando en el Campo Centenario, de la Unidad Deportiva Tijuana, pero esta instalación la entregó el gobierno municipal, en comodato, al Círculo de Cronistas Deportivos de Tijuana.

A lo mejor no saben que pueden hacerlo, pero el CCDT no cobra ninguna cuota a la Liga Municipal de Softbol Varonil y Femenil de Tijuana por utilizar la instalación, pero si tienen que mocharse con el Instituto Municipal del Deporte de Tijuana cuando se encienden las luces en el campo del Crea.

Luego apuntaremos de la Liga de Softbol de Egresados Universitarios, que edificó dos dignos escenarios, en un espacio que tenía la Liga Oficial, un circuito sin equipos, pero con campos.

Por falta de espacio, hasta aquí llegamos con los Apuntes… por hoy.

Comentarios