No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Apuntes

Lo que hemos visto en el Auditorio

El Auditorio de Tijuana ha sido, por siempre, la casa del basquetbol, pero seguramente de Infonavit, ya que actualmente y desde hace tiempo, tienen que pagar por estar en su hogar.

Por Ángel González

El Auditorio de Tijuana ha sido, por siempre, la casa del basquetbol, pero seguramente de Infonavit, ya que actualmente y desde hace tiempo, tienen que pagar por estar en su hogar.

Un inmueble antiguo, en el que hay toda clase de eventos, que tienen prioridad sobre el deporte ráfaga, ya que hay manera de cobrarles una tarifa más alta.

Hemos sido testigos, a lo largo de los años, de los eventos que ahí se han celebrado, conciertos, actos políticos, funciones de box, lucha libre, kick boxing, tae kwon do y hasta ordenaciones sacerdotales.

Ahí nos tocó ver a Nadia Comaneci, la gimnasta rumana que logró calificación perfecta en Juegos Olímpicos, siendo todavía una niña.

También a Raúl Ramírez, el tenista de Ensenada, que algún tiempo estuvo en el top ten de la ATP y que varios años dominó en dobles, haciendo pareja con Brian Gottfried.

Tijuana fue subsede de un campeonato mundial de voleibol e hicieron a un lado al deporte ráfaga, para dejarles la cancha a las bellas.

Un grupo de amantes del baloncesto se dio a la tarea de promover la construcción del Auditorio Municipal, nombre original y lo inauguraron con un torneo nacional de Segunda Fuerza, al que asistieron los 29 estados de la República.

Eran los años 60´s y todavía, oficialmente, eran 29 estados, los territorios de Baja California Sur y Quintana Roo, así como el Distrito Federal, cuna de los chilangos.

Era la época romántica del baloncesto, en la que los jugadores se entregaban en la cancha, por amor a la camiseta, para nosotros la mejor.

No había tantos torneos como ahora, así que el Municipal de Primera Fuerza retacaba el inmueble con partidos del torneo regular y seguramente alguien debe recordar aquellos agarres de Tránsito del Estado con la Vocacional, escuela que después de muchos años se convirtió en el Instituto Tecnológico Regional 21 y ahora Instituto Tecnológico de Tijuana.

No se diga del estatal de máxima categoría, casi siempre con los quintetos de Tijuana y Mexicali como protagonistas, dejando fuera del inmueble a muchos aficionados.

Apuntábamos que fue la mejor época del baloncesto, pues un partido estudiantil de secundaria, Poli y ETI también llenaba el Auditorio, ya que existía tremenda rivalidad deportiva, que ha venido a menos.

Y no se diga cuando estaban en la duela los Cimarrones de la Universidad Autónoma de Baja California y los Galgos del Instituto Tecnológico Regional, hoy de Tijuana, que actualmente tienen como coach a Renato Valenzuela, invitado a dirigir a los Dragones en la temporada de la ABA México, de la que ya no han dicho nada.

Y los Dragones, que causaron furor en Tijuana, pero los del Circuito Superior de Basquetbol, que nada tenían que ver con los de la Conferencia Nacional de Baloncesto Profesional, ni con los que hacían cáscaras, siempre ante el mismo equipo, con diferente uniforme, acabaron con el baloncesto amateur.

La gente, que en cada uno de los partidos, sin importar el rival, se acostumbró a esos juegazos y poco a poco se fueron olvidando de las acciones locales.

Y es que la gente del basquetbol es exigente y conocedora, volviendo al Auditorio Municipal, en ocasión del Nacional de Primera División, el primer cetro para Baja California en esa categoría y con calidad de invictos.

Auditorio Municipal, Auditorio Fausto Gutiérrez Moreno, Casas Geo y Auditorio de Tijuana, algunos  de los nombres que ha tenido el inmueble, que es el escenario, mediante un pago, de las actividades del basquetbol master, los días martes y veteranos, los miércoles, con alto nivel de competencia.

Otros equipos profesionales, Galgos y Cosmos, han botado el balón en esa duela, sin pena de gloria, no así los Zonkeys de Tijuana, que han ganado tres cetros en el Circuito de Baloncesto de la Costa del Pacífico, pero que ya construyeron su gimnasio propio en la unidad deportiva Santos Meza y no los veremos más en la media naranja.

El  Comité Municipal de Basquetbol, la Unión Deportiva Estatal, la Secretaría de Educación y Bienestar Social y el Sistema Para el Desarrollo Integral de la Familia, el DIF, han tenido el control del inmueble.

Pero en mala hora pasó al Gobierno municipal, que sangra a todos los que utilizan la instalación, inclusive a los basquetbolistas, pese a que es su casa.

Ya no tenemos más espacio para los Apuntes, que hasta aquí llegan… por hoy.

Comentarios