No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Tecleado

Lloran como puercos atorados…

Los integrantes de la 4T se han unificado en la forma de tratar a la llamada Iniciativa Privada, hoy empresarios conservadores y que se han dedicado a evadir el pago de impuestos para enriquecerse más.

Por Cosme Collignon

Los integrantes de la 4T se han unificado en la forma de tratar a la llamada Iniciativa Privada, hoy empresarios conservadores y que se han dedicado a evadir el pago de impuestos para enriquecerse más.

No dudo que haya miles de este tipo de personajes en México, no lo dudo ni tantito, pero también hay que reconocer que muchos de los empresarios mexicanos han sido ejemplo de tenacidad para invertir su dinero y respeto a sus trabajadores, no como otros.

Platicaba hace unos días con José Luis Torres, empresario restaurantero, presidente de la Canirac Mexicali, quien se sintió mal por las palabras del gobernador Jaime Bonilla Valdez del pasado fin de semana que dijo: “con todo respeto, pero los empresario chillan más que un puerco atorado en una puerta”. En referencia al incremento de impuestos que la mayoría de los diputados de Morena aprobaron el último día de 2019.

¿Por qué comparar a empresarios bajacalifornianos con marranos? ¿Qué acaso no tienen derechos a protestar por algo que no les conviene? ¿Tienen que ser de izquierda para que valgan sus reclamos? No, cualquier mexicano, lo garantiza la Constitución, tiene derecho a la libertad de expresión, así como la tienen los políticos.

Les comentaba el caso de José Luis Torres, un hijo de una mujer que empezó vendiendo cuatro tortas al día en un tejabán frente a la Universidad Autónoma de Baja California en Mexicali, me comentaba que su mamá no les cobraba el desayuno a los estudiantes que no tenían dinero para pagarle. Tenía un asador de carbón y así empezó un negocio que ha crecido a base del esfuerzo de esa mujer que inició el Sarah’s Restaurante y que ahora le da de comer a miles de trabajadores de maquiladoras mediante los restaurantes industriales.

¿Es malo tener éxito después de haber empezado un negocio modestamente, señor Gobernador? Que señale a los empresarios que no pagan impuestos, que no pagan el agua potable, que no pagan buenos salarios a sus empleados, que no les brindan Seguro Social o Infonavit, que la Secretaría del Trabajo haga su chamba y localice a todos estos defraudadores fiscales y los exhiba para no estar lanzando insultos a todos los se la rifan todos los días.

Sí, señor Gobernador, usted también es empresario y recuerdo que en una ocasión, dentro de la conferencia de prensa mañanera del presidente, Andrés Manuel López Obrador, se levantó una persona que tomó el micrófono y dijo que se llamaba Lourdes Maldonado y que acudía a la conferencia a denunciar a usted, señor Gobernador, porque no le había pagado indemnización tras haberla corrido de PSN, o más claro, de sus estaciones de radio.

La noticia cundió a nivel nacional, no se ha vuelto a saber nada de Lourdes Maldonado, o ya se hizo a la idea de que no le va a pagar o ya le pagó.

Que hay que apoyar a Baja California, también estoy de acuerdo, pero hacer las cosas sin tomar en cuenta a la gente y pensando que no se va a perjudicar al ciudadano común, es un error, los dueños de negocios no van a querer perder y van a subir sus precios y ¿quién va a pagar? El pueblo señor Gobernador. Pero ya le contestaron: “Trabajo y pago impuestos, orgullosamente puerco”. Hasta la próxima.

* El autor es periodista independiente.

Comentarios