Tendencias
Cintilla de tendencias

Cruce fronterizo

Homicidios Tijuana

Maltrato animal

Clima Tijuana

Desaparecidos en Tijuana

Las cartas desde el más allá. La de Tommy Morales para Fernando Remes

Admirado Fernando …: Profundo interés me produce la noticia de tu libro. Lo ando buscando.

Por Juan Vené

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).- Admirado Fernando …: Profundo interés me produce la noticia de tu libro. Lo ando buscando.

Me enteré por la columna de mi querido amigo, Enrique Kérlegand, quien cuenta de tu valioso aporte al beisbol mexicano.

Por supuesto que me interesa el asunto, por lo muy importante que fuiste como shortstop de los Tigres durante los años sesentas y setentas, equipo al cual amé siempre y del cual escribí un libro sobre su historia.

Desde luego, que ahora en tus 81 años de edad, tienes la madurez que hace falta para escribir acerca de algo tan importante como tu carrera y la existencia de los Tigres.

Óyeme, querido Fernando, sólo con referirte a la historia del parque del Seguro Social, a aquel ambiente callejero a su alrededor, ya tendrás unos Capítulos históricos.

No, no te sugiero nada. Tú sabrás cómo escribir tu texto. Pero es que recuerdo con nostalgia profunda aquellas tardes y aquellas noches. Como cuando Babe Ruth visitó el estadio y dio unos batazos de la mano de Jorge Pasquel, o cuando fueron a jugar los Rojos de Cincinnati, se les atrasó el avión y tuvieron que presentar un show musical para entretener a la gente mientras llegaban los jugadores.

Esa vez salimos del Seguro Social como a las cinco de la mañana.

Pero lo diario era la rivalidad entre Diablos Rojos y Tigres. Roberto Manzur y Cananea Reyes de un lado y el ingeniero Alejo Peralta del otro. Muchas veces era más interesante verlos a ellos que a los peloteros… Quizá exagero, quizá no.

Fue una época muy romántica del beisbol mexicano. Cuando se consolidó el deporte-espectáculo, ahora con mayor número de Ligas y, por supuesto, de equipos, en México.

Pasquel y Peralta fueron reales padrinos, mecenas, de todos los campeonatos.

Pasquel se adelantó a las Grandes Ligas, nada menos que en la integración racial y en los altos honorarios de los peloteros. Y el ingeniero se echaba al hombro a todo equipo que caía en dificultades.

Sin Pasquel y Peralta no tendríamos el beisbol de hoy en México, ni tú escribirías tu libro, ni yo te mandaría esta carta.

Tampoco sin tantos peloteros magníficos, mexicanos e importados, que han aportado su talento a nuestros equipos.

Óyeme, Fernando, México es el único país donde se juega beisbol profesional de óptima calidad, durante 12 meses al año. Y tenemos 15 Ligas de beisbol profesional.

Te leeré, amigo Fernando, y deseo que todo resulte tremendo best seller… Tommy.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

ATENCIÓN.- Lee el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en internet, por “el deporte vuelve a unirnos”.

*El autor es periodista y analista de beisbol con más de 70 años de experiencia.

Comentarios