No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas El arte de la guerra

La voz de las mujeres

“Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos de pie”.

Emily Dickinson

“Ignoramos nuestra verdadera estatura hasta que nos ponemos de pie”.

Emily Dickinson

Un día previo al paro nacional del 9 de marzo, el pasado domingo más de 120 mil mujeres marcharon en CDMX y otros lugares del país. Estos dos eventos deben marcar un paradigma de cambio en nuestro país, algo similar al movimiento estudiantil del 68.

El objetivo de ambos movimientos fue hacer más visible la violencia de género que impera actualmente en el país, demostrar la importancia de las mujeres en nuestra vida diaria, y exigir a las autoridades acción y estrategia contra la violencia femenina.

Desafortunadamente existe un segmento de la sociedad que pretende minimizar ambos eventos, argumentando los hombres son asesinados con mayor frecuencia, o acusando al movimiento como una conspiración urdida por intereses particulares.

Sin embargo, existen cifras que demuestran el movimiento femenil no pudiera ser más genuino, donde actualmente en México son asesinadas 10 mujeres por día, y los feminicidios se han incrementado de un total de 426 durante el 2016, a 1006 en 2019, esclareciéndose solo el 3% de los mismos.

Consecuentemente y sin minimizar el gran problema de homicidios en nuestro país, los datos indican la violencia letal en contra de las mujeres es cualitativamente distinta a la de los hombres. Algunas cifras para fundamentar este argumento a continuación:

- 27% del total de mujeres han sufrido intimidación sexual.

- 44% han enfrentado agresiones de su pareja.

- 72% del total de homicidios cometidos durante 2018 fueron con arma de fuego. Sin embargo en el caso de las mujeres solo 58% murieron de esa manera, donde hubo un 15% por ahorcamiento y 13% con arma blanca.

- 90% de los asesinatos masculinos sucedieron en la vía pública, pero con las mujeres el 25% fue en sus hogares, donde el 40% fueron cometidos por sus parejas.

- Entendiendo el feminicidio es la última instancia de violencia extrema en contra de la  mujer, adicionalmente 1.3 millones de mujeres sufrieron agresión física en su hogar, donde 600 mil fueron golpeadas y 100 mil agredidas con algún tipo de arma.

- Durante 2018 se dieron 1.3 millones de delitos sexuales, incluyendo 64 mil violaciones que equivalen a una violación promedio cada 8 minutos.

- 66% de las mujeres mayores de 15 años han sufrido al menos un incidente de violencia emocional, económica, física, sexual o discriminatoria.

En resumen, las mujeres enfrentan condiciones de violencia cotidiana muy diferente a la de los hombres.

Entrando a temas económicos, el impacto del paro nacional del 9 de marzo fue cuantioso: existen 22 millones de mujeres en la población económicamente activa equivalente al 40% de la fuerza laboral del país, su aportación diaria a la economía es de $37 mil mdp equivalente al 18% del PIB, distribuidas en el 53% del sector comercial del país, 49% en el sector servicios, y 38% en el sector industrial.

Indudablemente las manifestaciones de esta semana tienen implicaciones sociales y económicas, la interrogante es si serán suficientes para llamar la atención a la sociedad en general para poner un alto a la violencia de género y la discriminación.

El éxito de esta doble jornada es haber subido el tema a la agenda nacional, esperemos no se quede ahora en un simple movimiento que pueda beneficiar a grupos políticos que buscan visibilizarse y adquirir privilegios.

* El autor es presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Estado.

Comentarios