No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas En la red

La primera Gobernadora de Baja California

Una vez pasada la jornada electoral y con Jorge Hank y Lupita Jones aceptando su derrota, pocos se han detenido a pensar con detenimiento lo que significa que Marina del Pilar Avila Olmeda será la primera gobernadora de Baja California

Por Alfredo Alvarez

Una vez pasada la jornada electoral y con Jorge Hank y Lupita Jones aceptando su derrota, pocos se han detenido a pensar con detenimiento lo que significa que Marina del Pilar Avila Olmeda será la primera gobernadora de Baja California, ya que durante la época del PRI y, a partir de 1989, la de PAN, las mujeres jugaron un papel poco relevante en la política local, siendo colocadas más como floreros que en posiciones para tomar decisiones relevantes para nuestro estado.

Hay quienes dicen que los partidos no tienen mérito en haber postulado mujeres porque la paridad de género es una obligación contenida en la ley, y tal vez tengan razón, pero lo cierto es que Marina del Pilar sí es la mejor opción para el Poder Ejecutivo Estatal y sí está haciendo historia, dándole un lugar a las mujeres en la silla más importante de Baja California.

¿Quién es Marina del Pilar? Es licenciada en Derecho por Cetys Universidad, así como maestra en Derecho Público por el Tec de Monterrey y maestra en Administración Pública por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), así como diputada federal en 2018 gestionando la reducción del IVA en la frontera y otras iniciativas clave para la Cuarta Transformación.

Además, la joven maestra en derecho no es nueva en hacer historia, ya que en 2019 fue la primera mujer en ser electa para gobernar la capital del estado, siendo considerada una de las mejores alcaldesas del país, y llevando a Mexicali como la ciudad con mayor competitividad en la frontera norte de nuestro país.

Más allá de las críticas naturales a su mandato, por el uso efectivo de las redes sociales tanto los mexicalenses como los bajacalifornianos en general pudimos darnos cuenta de que todos los días transmitía actividades propias del gobierno, siendo los acuerdos su herramienta principal para transformar la vida pública de su ciudad.

Después ganó la contienda interna en MORENA y llegó a abanderar la coalición “Juntos Haremos Historia en Baja California” y ahí es donde su preparación salió a relucir, ya que hizo una campaña organizada milimétricamente, dividida en temas y con eventos que eran estratégicos para convencer al electorado de que ella era la mejor opción. Solo hace falta ver sus comunicados y eventos de campaña para darse cuenta de que todo estaba planeado, sin caer en ningún momento en los típicos sombrerazos de los partidos políticos tradicionales.

Volteemos a ver un momento a los dos candidatos principales que Marina del Pilar tenía enfrente. A Jorge Hank se le vio agotado, haciendo poca campaña y haciendo lucir un nutrido repertorio de comentarios misóginos que le hicieron perder aún más votos, mientras que a Lupita Jones la venció el ego, muchos recordaremos la risa burlona que emitió a Hank ufanándose de ser ella la candidata del PRI, los traspiés de su equipo de redes sociales o verse arrepentida de haber dicho que intentaron sobornarla, o tantas actitudes que demostraban que estaba lejos de las causas sociales.

Al final, los números demostraron la distancia entre los perfiles de los distintos candidatos. Según el PREP y a espera de lo que digan los cómputos distritales, Hank, con toda su leyenda y Jones con su historia de Miss Universo, alcanzaron 31 y 11 puntos porcentuales,¿ por lo que ni sumados alcanzan los 48.1 de
Marina del Pilar. Eso debe ser una lección política contundente.

*El autor es periodista con 25 años de carrera, ha encabezado noticieros en la televisión internacional; ganó el premio Nacional de Periodismo y ha sido académico, además dirige la página www.alfredoalvarez.mx.

Comentarios