No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas #SomosToros

La larga historia del ‘Chicken’

Todo empezó en Minatitlán en 1993 cuando estuvo con Petroleros y Mauro Contreras, coach de pitcheo le empezó a decir “Chicken”, pero primero fue la versión en español de “Gallina”

Por Armando Esquivel

Todo empezó en Minatitlán en 1993 cuando estuvo con Petroleros y Mauro Contreras, coach de pitcheo le empezó a decir “Chicken”, pero primero fue la versión en español de “Gallina”, la que utilizaron para referirse a José Luis García, un novato nacido en San Luis Río Colorado, Sonora, que muchos años después rompería el récord de más apariciones en el boxscore para un lanzador.

La razón de su nuevo apodo fue muy sencilla, el joven zurdo podía imitar a la perfección el sonido característico de una gallina, de hecho aún lo hace muy bien.

“La primera ocasión yo le iba haciendo como gallina en el camión del equipo y al día siguiente el coach, cuando me llamo del bullpen, empezó a aletear como gallina y de ahí empezó todo; ya luego al llegar a México con Tigres me dijeron que mejor pidiera que me dijeran ‘Chicken’ ya que decían que ‘Gallina’ se escuchaba muy feo”, recordó.

Para reafirmar su nuevo apodo, García mandó hacer una maleta con la leyenda “Chicken Boy” y todo esto se hizo oficial, cuando la voz del estadio del Seguro Social, Enrique Kerlegand, lo anunció como el “Chicken” García en pleno juego.

Ayer platicamos “largo y tendido” con este serpentinero zurdo que ahora tiene 47 años y que  además de su larga y exitosa carrera en los diamantes, fue uno de los pocos peloteros que jugó con Potros y con Toros en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

La entrevista completa la puede usted escuchar en el Podcast de “Círculo de espera” que se distribuye a través de las plataformas de Toros de Tijuana, o bien en los próximos días de forma escrita en estas páginas si así lo cree conveniente el editor de esta sección y la subdirección editorial.

El “Chicken” participó en 932 juegos y en su momento fue el líder de todos los tiempos de esa estadística, aunque su reinado no duró mucho, ya que el implantó la marca en 2013 y fue superado en 2017 por Gaudencio Aguirre, quien fue su compañero de equipo con Olmecas de Tabasco.

98 de esos duelos fueron jugando con la casaca de Tijuana bien puesta, 50 con Potros y 48 con Toros.

García Cruz nos habló desde su primer recuerdo del beisbol y de su debut en ligas infantiles, hasta su encomienda actual como coach de bullpen, pasando por un viaje de 23 horas en camión que hizo en su año de novato.  

No todos fueron duelos como relevista, ya que de sus 932 participaciones, destacan cien aperturas, en su mayoría con Tecolotes, Tigres y Pericos, equipo con el que estuvo a préstamo.

Al “Chicken” le tocó trabajar en los más recientes cuatro inmuebles de Diablos Rojos del México, ya que como jugador vio acción en el Parque del Seguro Social y los estadio Foro Sol y Fray Nano, mientras que como coach estuvo en el primer año del estadio Alfredo Harp Helú. Solo le faltó el Parque Delta, pero eso hubiera sido mucho pedir.

En su largo recorrido por las lomitas, al rival que más recuerda es al tijuanense Eduardo Jiménez, ya que como lanzador situacional zurdo, era muy común que saliera del bullpen para medirse al legendario bombardero.

“Tenía una zona de strike muy difícil, casi no le tiraba a la bola mala; con él tenías que tirar strikes y entonces ya te daba el batazo o lo dominabas, porque no podías rodear el ‘home’, no podías hacer que te siguieran, tenías que entrar en su zona, y era uno de los bateadores más difíciles para mí”, comentó.

Y catchers trabajó con muchos, pero, sin menospreciar a nadie, al que más recuerda es a Miguel Ojeda, sobre todo porque pasó muchos años con él y eso que en sus inicios tuvo a “Paquín” Estrada detrás del plato.

Busque la entrevista, está buena, y cuídese mucho.

Buen día, es martes; que hoy le vaya bien.

Goodbye Horses!!

Comentarios