No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Tecleado

La historia oficial

El periodismo en México goza de una amplísima libertad de expresión e impresión, sumando las redes sociales que, si bien han ayudado a conocer otros aspectos de una noticia, también han servido para atacar a personas e instituciones públicas y privadas, también para defenderlas.

Por Cosme Collignon

El periodismo en México goza de una amplísima libertad de expresión e impresión, sumando las redes sociales que, si bien han ayudado a conocer otros aspectos de una noticia, también han servido para atacar a personas e instituciones públicas y privadas, también para defenderlas.

A mí se me ha tachado de tendencioso por criticar al gobierno o los gobiernos. Cuando eran gobiernos del PRI, sus seguidores me tachaban de panista; cuando gobernaba el PAN de priista. Ahora que gobierna Morena me tachan de prianista. El no estar de acuerdo con ciertas decisiones de quienes presiden un gobierno y les dicen sus errores, no quiere decir que tenga que ser de algún partido político y mucho menos que me paguen para que lo publique o comente, no va conmigo.

Tendenciosos somos todos, por la educación que recibimos de nuestros padres, por la instrucción que recibimos de maestros y maestras en nuestra vida escolar, también de amigos y conocidos, y no quiero dejar fuera a libros, revistas, periódicos, programas de radio o televisión y hoy en día el internet y las redes sociales.

Si nuestra tendencia es a hacer lo correcto, a no aceptar la corrupción como modo de vida y los robos que cometen políticos y empleados gubernamentales, entonces sí soy tendencioso. Me niego a ser cómplice de corruptos y ladrones de cuello blanco. No le hago fiesta a gobernantes que se sirven del puesto para insultar desde su púlpito a personas que no comulgan las mismas ideas y proyectos. 

Esta semana, de muchas fechas históricas, me di cuenta de la falta de civismo de nuestros gobernantes en Baja California, se conmemoraron 200 años de la creación de la primera bandera mexicana y no pasó nada, bueno tal vez porque nuestro gobernador respeta más la bandera de las barras y las estrellas. También se cumplieron 108 años del asesinato de Francisco I. Madero y se aprovechó el actual gobierno federal para sentirse mártires de la democraciayatacadosporlaprensa,segúnBeatrizGutiérrezMüller como ahora.

En su columna de El Universal, Héctor de Mauleón, comenta que la esposa del presidente, Andrés Manuel López Obrador citó un texto de Federico González Garza que señala que “Madero no tuvo enemigo más cruel, más despiadado, más infame, más perverso y vil que el grupo de periodistas que antes habían sido admiradoresmiserablesolacayosdeladictadura.Débiles,cobardes, serviles con quien los humillaba, se tornaron altaneros e insolentes con quienes respetaban su vida y los dignificaban”.

“Narrar el fin del presidente Madero achacando todo a la prensa y equiparar los diarios de 1913 con los de hoy es manipular perversamente la Historia para servir a las vendettas de un gobierno irritado, molesto con el reflejo de sí mismo que la prensa le devuelve.” Concluye Mauleón.

Pues en Baja California ocurre lo mismo, pero no se cita a la historia, creo que el Gobernador no está muy enterado al respecto, pero si critica a todos los medios, inclusive a ciertos reporteros y reporteras por su trabajo, excepto su medio de comunicación. También Bonilla Valdez tiende al pleito. Gracias a mis diez lectores.

* El autor es periodista independiente.

Comentarios