No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Necropsia urbana

Justicia tuerta

“Si la justicia existe, tiene que ser para todos; nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia”

Paul Auster

Por Marco Antonio Hermosillo

“Si la justicia existe, tiene que ser para todos; nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia”

Paul Auster

La justicia es uno de esos ideales que desde la Antigua Grecia ha sido estudiado y debatido por cualquier intelectual de prestigio. Definida como “aquel principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde”, la Justicia es, pues, un principio ineludible que debería regir nuestras sociedades.

Sin embargo, la vida en ocasiones dista millas de ser justa y se convierte en una auténtica injusticia.

A últimas fechas estamos viendo en todos los ámbitos gubernamentales decisiones por demás caprichosas, que rallan en el candor de funcionarios, como0 si los ciudadanos fueran ingenuos, veamos algunos casos, solo como ejemplo ya que existen demasiados:

Veamos el ámbito local; la noticia en los diarios: Con la nueva normalidad, 264 bares han abierto en Baja California, aunque unos se convirtieron en restaurante bar; el fin de semana pasado no se suspendió a ninguno por parte de COEPRIS, aunque hubo 22 lugares “clandestinos”. David Gutiérrez Inzunza, comisionado de COEPRIS en Baja California, explicó que se le llamó la atención a algunos establecimientos, sin embargo, no llegó a suspensión para no afectar la economía. Todos los negocios deben estar supervisados y vigilados, apuntó, el problema es con la sana distancia, las personas no miden el riesgo que pueden tener las aglomeraciones; el resto de los protocolos si son seguidos.

Por su puesto que la contingencia nos ha puesto en nuevas normas que deben de seguir todos los interesados en realizar alguna actividad, ¿Qué pensarán los que sí cumplieron con las disposiciones legales para la reapertura de sus negocios, pese a la inversión?

En el estado hay dos ejemplos rápidos: la regularización de vehículos denominados “chocolates” y la oportunidad de pagos atrasados sin recargos o multas en el pago del agua; también en impuestos a vehículos o licencias. Como se les explica a los miles propietarios que pagaron muchísimo dinero por sus vehículos que fueron importados; para los segundos, los cumplidos  es una bofetada saber que si no pagan a tiempo no pasa nada

La federación no se queda atrás, ahora resulta que votaremos para consensuar si se lleva a juicio a los expresidentes de nuestro inocente México; pero en mi soliloquio pongo dos supuestos, si los votantes deciden que se juzguen y no se cuenta con elementos probatorios, ¿Por qué delitos los juzgaremos? o si al final se decide que no se juzguen y si se cuenta con pruebas suficientes ¿quedarán impunes sus delitos por voluntad del pueblo?

Si de por sí vivimos en un país de “no pasa nada”, ¿qué mensaje se está enviando? que se puede violentar y esperar que ya vendrá una amnistía para no pagar o pagar tarde sin responsabilidad, que estamos ante gobiernos paternalistas donde se premia la ilegalidad por economía o quizá que cada ciudadano someta a votación el delito cometido, con la esperanza de no ser juzgado.

Justicia selectiva y caprichosa.

*El autor es Coordinador del Área Pericial del Instituto INJUS.

Comentarios