Columnas

Hay que aprovechar

No es coincidencia que la gente del Indetito ande enfiebrada trabajando en las unidades deportivas, haciendo reparaciones y labores de limpieza.

Por Ángel González

No es coincidencia que la gente del Indetito ande enfiebrada trabajando en las unidades deportivas, haciendo reparaciones y labores de limpieza.

Los usuarios de esas instalaciones pedían estas labores desde hace meses, pero hasta ahora los atendieron, en tiempo de campañas políticas, en las que el patrón busca la reelección.

Por ley, en tiempos de campaña no pueden entregarse apoyos, pero los trabajos de limpieza y reparación en las instalaciones, el Indetito los hace cuando Juan Manuel Gastelum busca que los tijuanenses le den el voto de confianza y pueda una vez más sentarse en la silla principal de Palacio Municipal.

El gimnasio de la Unidad Deportiva Salvatierra tenía meses en el abandono total, permitieron que se dañara a más no poder la duela y ahora hicieron las reparaciones.

Las goteras en el gimnasio provocaron el daño en la duela, pero esos escurrimientos también están siendo o ya fueron reparados por los empleados de la paramunicipal del deporte.

Aunque Jorge Ramos, el destituido administrador de esa unidad deportiva, comentó que los trabajos no se están haciendo con los materiales que se necesitan y que finalmente será dinero gastado inútilmente.

Las clásicas obras de relumbrón.

Los usuarios de la unidad deportiva Jorge Fitch, en la Zona Este de Tijuana, se quejaron en las redes sociales de la poca atención que el Indetito pone a esa instalación, lo que ha sido por años, no solo en esta administración.

Cuando pasen las elecciones ejecutarán obras de esa instalación, pero solo de limpieza, para que no se emocionen los usuarios.

Los espacios en Torres del Mariano, frente al edificio de la delegación La Presa Rodríguez y El Dorado, en la Zona Este, donde hay gran número de votantes, también están realizando obras de limpieza.

En Torres del Mariano no hay mucho que hacer y lo mejor ahí es el skate park, que se preocupan por mantener en buenas condiciones los mismos patinadores.

El Dorado era una instalación que presumía de las mejores instalaciones, campos de futbol con pasto sintético, buenas canchas para baloncesto y hasta tenían planeado un gimnasio techado.

En esta unidad tienen récord de cambio de administradores, pues sin decir agua va, llegan con el sustituto y le dan gas al que estaba, pero que no goza de las simpatías de los directivos del Indetito.

Esta instalación genera muchos billetes, con la renta de los espacios, que ya no están en condiciones óptimas, pero sacan la chamba y los permisos que se conceden a los vendedores que se instalan en el interior de la unidad deportiva también cuestan y no cualquier cosa.

También están contempladas obras en el gimnasio del fraccionamiento Los Álamos, que dejaron caer.

Por siempre, había que hacer reparaciones luego de las temporadas de lluvias, pero el Pajarito Ruiz e Inés Madera Pacheco, que ya anda por Tijuana de nuevo, se las ingeniaban para mantener las instalaciones en condiciones de uso.

El gimnasio sigue funcionando, pero los que van a botar el balón a Los Álamos se quejaban de las condiciones en que se encuentra

Otras instalaciones también serán atendidas, eso si el patrón consigue la reelección, caso contrario, tendrán que rascarse con sus propias uñas los usuarios lo que resta del trienio.

El espacio se ha terminado y hasta aquí con los Apuntes… por hoy.

Comentarios