No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Diálogo empresarial

Hablemos de nuestros diputados

Estimados lectores:  El día de hoy quiero concentrar mi columna en aquellos hombres y mujeres que elegimos mediante el voto para representar nuestras voces...

Estimados lectores:  El día de hoy quiero concentrar mi columna en aquellos hombres y mujeres que elegimos mediante el voto para representar nuestras voces ante los distintos niveles de gobierno, la suya y la mía, que, haciéndolo de manera individual, tal vez no llegaríamos a ningún lado; pues bien, esas personas se denominan Diputados, existen federales y locales, es decir que nos representan en las decisiones a nivel federal y a nivel estatal respectivamente.

Cuando “nuestros” diputados se encuentran haciendo campaña, lo hacen (en teoría), para conocer a fondo las necesidades de la población a la que aspiran a representar, piden opinión de los vecinos, de los sectores productivos, etc. Y se comprometen a velar por los intereses de todos los ciudadanos, ¿qué es lo que sucede entonces cuando se les da la confianza de representarnos y nos fallan? No estamos en el libre derecho de preguntarle ¿Qué sucedió? ¿Por qué cambiaste de parecer? ¿Por qué no me consultaste que ibas a tomar otra decisión?, ¿Será que se sienten con la confianza de que ya no nos necesitan y entonces sus intereses cambian?

Sé que tal vez lo que acaba de leer ya lo ha leído en otras ocasiones y se responderá: “Las cosas siempre son así”, “Todos en el poder actúan igual” y no, no debería ser así, por nuestra parte, como ciudadanos también fallamos, fallamos al no estar al pendiente de las decisiones que toman y si lo hicieran “en lo oscurito” tenemos derecho a reclamar.

Tenemos derecho a cuestionar, por ejemplo: ¿por qué el 31 de diciembre del 2019 se aprobó la Ley de Ingresos del año 2020, ¿incrementaron la sobretasa del Impuesto sobre la nómina y creando impuestos al gas, hospedaje, artículos empeñados y gasolinas?

¿Por qué el 29 de enero de 2020, se aprueba de nueva cuenta la Ley de Ciencia, Desarrollo Tecnológico e Innovación del Estado, la cual, transfiere la titularidad del Consejo Estatal de Ciencia e Innovación Tecnológica (COCIT) de la Secretaría de Economía, a la Secretaría de Educación del Estado?

¿Por qué el 24 de abril del 2020 se reforma a la Ley de Hacienda del Estado, para adicionar nuevos Impuestos a empresas de redes de transporte y el Impuesto Ambiental por la Emisión de Gases a la Atmósfera (impuesto local a las gasolinas y gas)?

¿Por qué el 11 de mayo de 2020 se aprueba que los diputados locales y munícipes puedan realizar campaña para reelegirse sin dejar el cargo o pedir licencia para este propósito?

Por qué el 11 de mayo de 2020 se aprueba una reforma a la Ley de Ingresos 2020, el cobro de nuevos derechos y trámites por parte del Instituto de Movilidad Sustentable. ¿Entre los cobros de derechos aprobados se encuentran a autorización, revalidación y cancelación a la autorización para la operación de servicios de entrega de alimentos por medio de aplicaciones digitales? Así como también, este mismo día se aprobó la creación de una licencia sanitaria para negocios de distintos giros y que han sido sumamente afectados con la actual crisis de salud, sin tener la sensibilidad de pensar en ellos.

Cabe señalar que también hay Diputados que conocen perfectamente su función y sienten el compromiso de rendir cuentas, ¡gracias por no olvidarlo! A todos y cada uno le decimos: Sí, diputada; sí, diputado, hoy nosotros te necesitamos a ti para que las decisiones que tomes en nuestro nombre no afecten el desarrollo y crecimiento de nuestro estado, no lo olvides cada vez que levantes la mano o decidas no hacerlo.

*El autor es presidente del Consejo Coordinador Empresarial

Comentarios