No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Tecleado

Ganó la CNTE

Los compromisos de campaña se cumplen, así lo está haciendo Andrés Manuel López Obrador. Una de sus promesas fue acabar con la Reforma Educativa del presidente Enrique Peña Nieto y lo está logrando, sobre todo con la atinada asesoría de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Por Cosme Collignon

Los compromisos de campaña se cumplen, así lo está haciendo Andrés Manuel López Obrador. Una de sus promesas fue acabar con la Reforma Educativa del presidente Enrique Peña Nieto y lo está logrando, sobre todo con la atinada asesoría de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
Dijeron, incluso los diputados de Morena, que no quedaría ni coma de la reforma peñista, y sí, efectivamente han acabado con ella la madrugada de éste viernes.
Con esta Ley se contempla regular la educación que imparta el Estado: Federación, Estados, Ciudad de México y municipios, sus organismos descentralizados y los particulares con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios. Todos.
Los “maestros” de la CNTE, se retiraron de San Lázaro una vez aprobada esta reforma, ahora, dijeron se trasladarán al Senado, donde los legisladores revisarán y en su caso aprobarán dicha reforma.
Pero ¿cómo va a garantizar el Estado para que “prevalezca el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en el ejercicio de su derecho a la educación.” Si durante años, los asesores del presidente López Obrador (léase CNTE) ha dejado sin clases por meses a estudiantes de todos los niveles para irse a manifestar, incluso estos días que estuvieron en la Cámara de Diputados.
“Todos los habitantes del país deben cursar la educación preescolar, la primaria, la secundaria y la media superior (ya no se utiliza preparatoria o bachillerato). Es obligación de los mexicanos hacer que sus hijos menores de dieciocho años asistan a las escuelas para recibir educación obligatoria, en los términos que establezca esta ley, así como participar en su proceso educativo, al revisar su progreso y desempeño”.
Sobre las críticas de que entregarían el otorgamiento de plazas de maestros a la CNTE y su influencia en la reforma, Andrés Manuel López dijo: “se les está escuchando sus planteamientos y eso no significa que va a haber corrupción… No, no (repartirá la CNTE las plazas) es un sistema tripartito donde participa el sindicato porque tienen derecho, el Gobierno del Estado y el gobierno federal (no estarían tan tranquilos los de la CNTE). Otra cosa que tampoco les gustó (a la oposición) y ni modo, es que quien estudia en una Normal tiene garantizado su plaza”.
¿Cuántas escuelas en Baja California siguen sin clases por falta de maestros en Tijuana, por falta de aires acondicionados en Mexicali, porque no quieren al director o directora los padres de familia, etc.?
Hay un punto en esta reforma o ley que esperamos la puedan llevar a cabo sin manifestaciones de profesores de la coordinadora como es el fortalecimiento de la formación docente; también, dice, se fortalecerán los planteles educativos, la mejora continua de la educación, el federalismo educativo y, muy importante para Baja California, el financiamiento a la educación. Los problemas económicos del estado para el pago de maestros, principalmente los interinos, retraso en las jubilaciones y los descuentos que realizó la federación a Cobaches y Cecytes en todo el país. Se eliminó el Instituto Nacional de Evaluación Educativa,  creando uno similar el Sistema Nacional de Mejora Continua.  Habrá tiempo para analizar con especialistas estas reformas a las Leyes secundarias de la educación.


* El autor es periodista independiente.

Comentarios