No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas El ojo del marketing

Fracase por favor y siga

Qué difíciles tiempos estamos viviendo, es una sensación como que todo va mal, a mucha gente se le “atoró la carreta” ¿qué está pasando? -quién sabe- ¿no le pasa lo mismo?

Por Marcela Mexía

Qué difíciles tiempos estamos viviendo, es una sensación como que todo va mal, a mucha gente se le “atoró la carreta” ¿qué está pasando? -quién sabe- ¿no le pasa lo mismo?, a todos nos tardan en pagar (si es que nos pagan), las ventas están estancadas en el mejor de los casos, o bien, en franca caída con respecto al año pasado, créditos impagables, básicamente tenemos un dementor cerca (si no sabe que es un ‘Dementor’ googléelo).

¿Qué hacer? ¿por qué a pesar de todo eso vemos personas sonriendo como si el mundo no se les estuviera cayendo encima? ¿por qué hay personas que no tienen un problema tan grave tienen una depresión horrorosa? ¿qué hace la diferencia?

Y aquí es cuando los ‘coaches’ hacen su agosto.

Ayer estaba en una conversación de esas, alguien me decía “todo me sale mal” (laboralmente hablando), si a eso le sumamos cuestiones personales, un mal matrimonio, una relación tóxica o simplemente, en la posición que estamos actualmente no somos felices, todo eso metido en un saco, pesan como piedras, literal sentimos que tenemos encementadas las patas.

Yo no soy coach, pero cuando uno ve las cosas de afuera las ve con más claridad; esta persona se estaba quejando porque a sus 48 años había perdido su casa y “de ninguna manera iba a vivir a casa de sus padres”, les juro que tenía un lío en su cabeza; solo le contesté “gracias a Dios tienes a tus papás para ayudarte, hay quien no tiene a quien acudir”, hubo un silencio incómodo. A ver... no quiero pasarme de lanza e iluminarlos con mi sabiduría, no. Lo que sí quiero es darle otra perspectiva de las cosas.

1.- El único que no fracasa es el que no hizo nada, absolutamente todos los negocios pueden o fracasar o funcionar, ¿no? Haga y fracase es la única forma de aprender y seguir.

2.- Si Ud. no aguanta el sube y baja emocional de ser dueño de una empresa, pues busque trabajo de 8 horas, aunque le aviso, al día siguiente lo puede perder, nada es seguro. Así que deje de quejarse, ambos tienen riesgo, Ud. sabe a qué atracción se sube y el grado de adrenalina que le invierte.

3.- Si Ud. está en una situación de esas ‘periodo oscuro’ por llamarle de alguna forma, aunque pareciera de ese morado cuando mezclas todas las plastilinas, cuando sabes que ya valió todo... bueno, si ya está metido en un hoyo, tiene Ud. dos opciones: seguir llorando y quejándose, o levantarse e intentar algo nuevo, le cuesta el mismo trabajo, nada más que la segunda tiene oportunidad de recuperarse, la primera no. Además el hígado es para el alcohol, no para andar haciendo corajes.

4.- No se detenga, si Ud. quiere llegar de un punto A a un punto B, la única forma es no perdiendo el objetivo ¿se cae? levántese y siga, ¿se vuelve a caer y se parte el hoc... la boca? levántese y desinfecte las heridas, solo avance, avance y avance, no se detenga y no pierda tiempo. Invierta su energía en algo con posibilidades.

5.- Rodéese de gente positiva, porque parecemos cinta negra en andar con puro lastre, de esos amigos, socios o cónyuges que solo nos quitan tiempo y dinero, además emanan pesimismo; no, oiga, deshágase de esa gente ya, Ud. sabe bien quiénes son, en este momento ud. no está para andar arreglando la vida a los demás, primero Usted, practique el egoísmo.

Valore lo que tiene, que le juro, si Ud. está leyendo esto es porque tiene más que el promedio de la gente. Voltee a su alrededor ¿está Ud. sano? ¿están sanos sus hijos? si la respuesta es sí, deje de quejarse y póngase a hacer algo productivo. Besos, escríbame aunque lo haya hecho enojar.

Comentarios