Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Homicidios Tijuana

Variante Ómicron

Clima Tijuana

Asesinato de periodistas

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo


Diálogo empresarial

Es de sabios enmendar

Comienzo con ese popular refrán y aclarando que no es mi intención polemizar sobre decisiones políticas tomadas en los últimos tres años.

Por Salvador Maese Barraza

Comienzo con ese popular refrán y aclarando que no es mi intención polemizar sobre decisiones políticas tomadas en los últimos tres años. Ya ha pasado la mitad del actual gobierno federal y durante cientos de días he visto acciones y oído declaraciones que han pasado por varias tonalidades, blanco, gris, negro y la combinación de ellos.

Hay algo que me llamó la atención y hasta pienso fue agradable escuchar del presidente mexicano en la reciente reunión con los mandatarios de Estados Unidos y Canadá. Me refiero a que buena parte del mensaje se orientó a una visión de futuro y de aprovechar oportunidades ante el escenario mundial en el que estamos a partir del apande mi ay de ajustes internacionales por la fuerte presencia de China más allá de Asia.

Nada más y nada menos continuamos( y creo ya lo detectó el presidente) en un convulsivo escenario porque ya estamosen una cuarta y hasta quinta ola de contagiosCo vid -19 y en donde las tendencias de la economía, el comercio y el empleo tienen altibajos con implicaciones también en México y Baja California.

Hoy, aunque se cuestione la globalización, el conservadurismo y el liberalismo, se reconoció en el mensaje de la reunión tripartita, que es intensa la competencia en los mercados internacionales de productos, servicios, tecnologías, trabajo y hasta de recursos naturales. Así se entendió y ex puso al señalar que puede haber yes conveniente una integración en la región norteamericana a través del T-MEC, de que pueden impulsarse complem en tari edades por ejemplo al exponer que en México hay mano de obra calificada y competente frente a países más desarrollados.

Al escuchar el mensaje del presidente, percibir como otros más que como país podemos transformarnos (no sólo bajo el concepto de 4T) sino además para romper paradigmas sobre cerrar el comercio para privilegiar al productor local o abrirse para favorecer al consumidor global; la visión planteada en las reuniones en Washington es de largo plazo, para sustentarse en la competitividad (competencia), para la reestructura organizativa en la producción por lo menos de Estados Unidos y México.

Pienso que todo eso es lo que queremos los cachanillas y buena parte de los mexicanos, el ver hacia adelante y no el regresar a un pasado que no siempre fue bueno. Futuro promisorio que muchos queremos y que de una u otra forma están dibujados en el T-MEC, y si eso se genera impulsaríamos directa e indirectamente los sueldos y salarios tanto en las IMMEX como en los del resto de actividades y en todo el país; se impulsaría el desarrollo regional como desde hace más de cincuentaaños ha contribuido las exportadoras desde el inicio del modelo maquilador; se sacaría ventaja de la posición geográfica estratégica que tiene nuestro país y, además, aprovechar que tenemos tratados comerciales con decenas de países.

Cuando escuché la mención de una integración productiva y laboral( aún sólo haya sido como argumento del mandatario mexicano sobre el tema de la migración de mexicanos a Estados Unidos y de centroamericanos hacia México), de inmediato pensé que para eso tienen el gobierno y el sector privado en reforzar la educación (la técnica es importante y necesaria), la capacitación para y en el trabajo y, como tercer factor, la logística y la infraestructura no sólo en trenes como el del Istmo y el Maya, también en carreteras, puentes, cruces fronterizos, aduanas, puertos y aeropuertos.

También percibí con optimismo, que espero no sea pasajero,que una integración industrial y manufacturera puede impulsar procesos de manufactura avanzada en México y por la sI MM EX, yen paralelo estructura r un plan para la pro ve edu ría de partes y componentes nacionales para incorporaren las exportaciones, lo cual reforzaría las cadenas de valor, añadiríael valor agregado en los productos mexicanos, impulsará para arriba los sueldos y salarios y por supuesto el desarrollo de regiones más allá del norte y centro del país.

Como lo expuse al inicio, es de sabios enmendar y espero que la visión del rumbo hacia un moderno futuro no haya sido simplemente para quedar bien ante los medios y los dirigentes de nuestros socios comerciales.

 * El autor es Consejero y Consejero Nacional de Index, además de Director de Recursos Humanos para LatinAmérica en Newell Brands.

Más sobre este tema

Comentarios