No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Diálogo empresarial

En Canirac, nuestra prioridad es la calidad y el cumplimiento

En días pasados, un grupo de consejeros de Canirac se reunieron con autoridades del Ayuntamiento de Tijuana, con el fin de entablar una mesa de trabajo que fue más que provechosa.

Por Miguel Ángel Badiola

En días pasados, un grupo de consejeros de Canirac se reunieron con autoridades del Ayuntamiento de Tijuana, con el fin de entablar una mesa de trabajo que fue más que provechosa. En ella, se logró establecer importantes acuerdos para que nuestro sector continúe por el camino de la profesionalización, donde la calidad y el cumplimiento deben ser la principal consigna.

En este encuentro, la Canirac se comprometió a analizar los reglamentos existentes que regulan nuestra actividad como restauranteros, y así poder emitir propuestas puntuales acerca de lo que se necesita modificar y adecuar, de acuerdo con la realidad que vivimos.

La industria gastronómica es un sector muy noble, el cual se ha convertido en pilar de la economía de Tijuana y de todo Baja California, por lo que el estar vigentes con las leyes y reglamentos es nuestra prioridad.

En ese sentido, reconocemos la disposición de nuestras autoridades municipales, específicamente de la Dirección de Reglamentos y Verificación, y de la Secretaría de Desarrollo Económico de Tijuana (Sedeti), por impulsar esta medida de regulación del sector, al tiempo que han mostrado apertura en el tema de la mejora regulatoria.

Sin duda, esto traerá beneficios que redundan en una mejor atención al consumidor, ya que para nuestra cámara es de suma importancia que los establecimientos que se dedican a la venta de alimentos y bebidas, estén bien establecidos y en cumplimiento de sus obligaciones.

De ahí que en la cámara hemos emprendido una campaña de regularización en la que invitamos a todos los restauranteros a acercarse para recibir asesoría, ya sean afiliados o no afiliados, pues de lo que se trata de es de mejorar el nivel de nuestra gastronomía que, no por nada, ha proyectado el nombre de Tijuana en todo el mundo.

*El autor es presidente de la Canirac Baja California.

Comentarios