No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Necropsia urbana

El equilibrio del Semefo

En latín aequilibrĭum, el término equilibrio hace referencia al estado de un cuerpo cuando las fuerzas encontradas que actúan en él se compensan y se destruyen mutuamente.

Por Marco Antonio Hermosillo

En latín aequilibrĭum, el término equilibrio hace referencia al estado de un cuerpo cuando las fuerzas encontradas que actúan en él se compensan y se destruyen mutuamente. Se conoce como equilibrio, por otra parte, a la situación en la que se encuentra un cuerpo cuando, pese a tener poca base de sustentación, logra mantenerse sin caerse.

En el portal del Tribunal Superior de Justicia del Estado establece que “el Servicio Médico Forense (Semefo) es la institución de apoyo judicial, que con el tiempo se ha convertido no solo en un pilar auxiliar de la procuración, administración e impartición de justicia en la ciudad, sino en una parte fundamental para la resolución judicial de casos principalmente de orden penal, civil, laboral y familiar. Esto se debe a que no solo apoya a la institución en casos de muerte, sino que en aquellos casos con implicaciones médico-legales con personas vivas”;  yo coincido con esta afirmación, ya que actualmente gozado de independencia en la investigación,  que le permite credibilidad ante los tribunales, pero tenemos que reconocer que también en algunos aspectos puede mejorar mucho.

Recientemente el Secretario General de Gobierno, Lic. Amador Rodríguez Lozano, anunció que el gobernador Jaime Bonilla Valdez enviaría al Congreso una iniciativa para que el Semefo pasara a ser parte de la  Fiscalía General del Estado. El documento propone reformas a muchos artículos de la Ley Orgánica de la Fiscalía y de la Ley Orgánica del Poder Judicial. En la misma señala las instituciones de las que depende el Semefo, así como sus sustanciales cambios.

En lo personal creo que actualmente la Fiscalía no cuenta con el presupuesto suficiente, infraestructura idónea y personal capacitado para trasladar el Servicio Médico Forense a su dependencia; pero sí creo que hace falta un “Instituto Bajacaliforniano de Ciencias Forenses” o “Centro Estatal de Ciencias Forenses” pero que este sea autónomo y descentralizado.

Por otra parte algunos colegios de profesionistas opinan que: “de llegar a incorporar el Semefo a la Fiscalía, la sociedad quedaría expuesta a que la FGE, en una investigación, pueda manipular el sentido de los dictámenes forenses, a efecto de favorecer exclusivamente a la parte acusadora”.

Lo que sí me parece bien es que el Fiscal de Baja California, Guillermo Ruiz sea la cuña que apriete para que el Semefo mejore sus condiciones: “Si el tribunal superior y los magistrados pretenden o ellos quisieran mantener la titularidad de Semefo, se tienen que exigir que atiendan a las víctimas como debe de ser.”

El Semefo debe de estar donde se le proporcionen las garantías laborales al personal, con quien le brinde unas instalaciones dignas y funcionales para su labor verdaderamente científica, pero también a quien proporcione le exija a su personal, principalmente Médicos: profesionalismo, actualizaciones técnico-científicas, certificaciones individuales, no por dependencias como otras que son un chiste, que estas sean ante órganos idóneos nacionales, como los las tenían hace algunos años; lo más importante, gozar de una libertad  de determinación técnico científica, así como aplicar sanciones ante los errores dolosos.

* El autor es Coordinador del Área Pericial de Instituto INJUS.

Comentarios