No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Necropsia urbana

Dictamen o informe pericial

En el ámbito académico es común que la literatura y en la libre cátedra se emplee el término “dictamen pericial” para identificar la opinión técnica en alguna ciencia.

Por Marco Antonio Hermosillo

En el ámbito académico es común que la literatura y en la libre cátedra se emplee el término “dictamen pericial” para identificar la opinión técnica en alguna ciencia, técnica, arte u oficio; la realidad es que las instituciones oficiales se han inclinado por realizar “informes” en algunas de sus materias, por lo que a los alumnos se les genera una duda respecto a su diferencia y valoración.
Una prueba es todo soporte material que contenga información sobre algún hecho. Para la debida valoración de la prueba pericial, considerando que ya no es una prueba colegiada y que se ha eliminado la figura del perito tercero en discordia, los miembros del tribunal precisan de igual forma conocer el método, elementos y términos utilizados en un dictamen. Además de permitir, si el perito está capacitado en su ejercicio y a través de la palabra pretendiera convencer al juzgador, al no existir la prueba pericial colegiada, de que otra forma podría confirmar lo dicho por el sustentante, si no es con fundamento en los conocimientos que sobre la materia en la que versa la pericial.
Así entonces a menudo se confunde entre informe técnico y dictamen pericial, a pesar de que evidentemente hay un denominador común, ya que los dos documentos son emitidos por un técnico competente en una determinada área, existen diferencias conceptuales y de contenido.
El informe técnico recaba datos, ya que se exponen y describen cuestiones, situaciones y circunstancias observadas en el reconocimiento de un hecho, se describe una determinada situación, y se limita a informar de lo que ha ocurrido, de lo que se observa, mide o cuantifica.
El dictamen pericial genera una opinión, se va más allá de la descripción del hecho, debido a que el técnico emite una opinión escrita en su informe, fundada en unas mediciones, datos recabados y justificadas con argumentos técnicos, sobre el asunto o tema analizado. En el dictamen, se formulan una o varias hipótesis sobre unos hechos, como pueden ser el origen de un suceso, las causas que lo provocaron y las posibles consecuencias.
En cuanto al contenido del dictamen, este deberá comprender como mínimo los siguientes puntos: la identificación de quien hace el dictamen, y su calidad profesional; la identificación del procedimiento en el cual se hace el dictamen, las cuestiones sobre las que ha de versar el dictamen, con separación de cada una de ellas, y las conclusiones que en su caso deban ser obtenidas, los antecedentes documentales que se han tenido en cuenta, tanto procesal como extraprocesal, las actuaciones de comprobación de lugares, cosas y personas, y las partes que asistieron a las mismas, y cuál fue su intervención, las operaciones de comprobación de datos, y de análisis para la obtención de resultados, las respuestas a cada una de las cuestiones que se la han efectuado y las conclusiones a las que pueda haber llegado.
Cabe recordar que en los dictámenes los peritos se abstendrán de efectuar valoraciones que no hayan sido solicitadas, ni hacer referencia a hipótesis.

* El autor es coordinador del área Pericial del Injus.

Comentarios