No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Agua Caliente

Covid en ascenso

Definitivamente el Covid-19 empezó a tomar fuerza de nuevo en Baja California, donde en unos cuantos días la situación parece empeorar con rapidez y la cifra de contagios va en ascenso, así como los pacientes que requieren ser intubados por la gravedad a causa del virus.

Por Agua Caliente

Definitivamente el Covid-19 empezó a tomar fuerza de nuevo en Baja California, donde en unos cuantos días la situación parece empeorar con rapidez y la cifra de contagios va en ascenso, así como los pacientes que requieren ser intubados por la gravedad a causa del virus.

Pero a esto se debe agregar todavía que las temperaturas aún descenderán más en la región y como consecuencia habrá un aumento en las enfermedades respiratorias, donde los síntomas de algunas pueden ser similares a las del Covid, así que los médicos deben poder diferenciar de cuál se trata.

Por el momento, de acuerdo a las cifras ofrecidas por el secretario de Salud del Estado, Óscar Alonso Pérez Rico, el panorama se ve difícil, al menos para las próximas semanas.

San Diego y su récord

Un nada honroso récord volvió a tener San Diego ayer al registrar más de mil 500 nuevos casos de coronavirus en un día.

Cabe recordar que desde hace unos días, los vecinos se encuentran en color morado, que allá viene siendo el de máximo riesgo en cuanto a la pandemia.

Las medidas siguen siendo estrictas, incluso incluyen toque de queda durante la noche, pero los pacientes siguen y siguen llegando a los hospitales.

Personal médico comenta que desde que empezó la pandemia están recibiendo casos y que mucha gente sigue sin entender la gravedad de la pandemia.

Sí está permitido que la gente vaya a las tiendas, a las farmacias, pero los restaurantes solo están operando en servicio para llevar.

En estas épocas de ofertas de fin de año, no se ven los tumultos que en otras ocasiones, pero sí se sigue viendo mucho movimiento y gente en la calle.

Cervecera y AMLO

El zafarrancho registrado ayer por la mañana en el Centro Cívico de Mexicali, protagonizado por activistas que se dicen defensores del agua, seguramente llamó la atención de los organizadores de la gira que iniciará mañana por Baja California el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los activistas de las “Resistencias Unidas”, según se comenta movilizadas por el partido color naranja, pusieron en ridículo al delegado único del gobierno federal, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, con quien estuvo a punto de enfrentarse el magnate del Valle de Mexicali, Rigoberto Campos.

Ha trascendido que esos activistas quieren acercarse a López Obrador para que los atienda, porque aseguran que la construcción de la empresa “Constellation Brands” continúa, aún cuando en una “consulta popular” la mayoría de los participantes votó por echarla de Baja California, y el mandatario se comprometió a respetar la voluntad del pueblo.

Los organizadores de la visita presidencial deben recordar que al menos tres de los personajes que participan en esas movilizaciones tienen algún problema con la ley por los extremos a los que han llegado sus protestas.

Uno de ellos es precisamente Campos, está acusado de lesiones calificadas por golpear a un guardia de seguridad de la cervecera, quien perdió un ojo. La carpeta de investigación está a punto de ser judicializada, sólo falta que el Fiscal Regional Pedro Ariel Mendívil se movilice.

Otro de los acusados es Gerardo Durán, quien tiene acusaciones por lesiones calificadas, daños en propiedad ajena intencional, ya vinculado a proceso y que, de resultar culpable podría recibir hasta trece años de prisión.

El tercero es Jorge Benítez, regidor suplente del PRD, cuya situación ya está lista para juicio oral, por lesiones y daños en propiedad ajena en contra de la ex diputada Rocío López Gorosave.

Así que un escándalo de estos supuestos activistas podría empañar la visita de López Obrador a Mexicali, puesto que también acudirán a tratar de verlo los pescadores de San Felipe para exigir la liberación del ex líder Sunshine Rodríguez, preso en el Cefereso de Hermosillo por delincuencia organizada y tráfico de totoaba, ambos considerados graves y con prisión preventiva oficiosa.

Se debe recordar que en las primeras visitas de López Obrador como presidente, en el aeropuerto local se formaron tumultos que casi le impedían caminar e, incluso, lo ponían en riesgo de sufrir algún accidente o alguna agresión.

Comentarios