No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Casillero

Continuamos reprobados en educación

“El objetivo de la educación es la virtud y el deseo de convertirse en un buen  ciudadano.”
Platón

Por Ignacio Calderón Tena

Ayer martes se dieron a conocer los resultados de la prueba PISA 2018 (Programa
Internacional para la Evaluación de Estudiantes), aplicada a 72 países en el mundo y
que mide varios aspectos del rendimiento escolar. Esta evaluación es auspiciada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Este programa se realiza cada 3 años, a través de un examen mundial de las habilidades de los estudiantes de 15 años en lectura, matemáticas y ciencias.


Según los resultados de las pruebas realizadas en 2018 y dada a conocer ayer, China
obtiene el primer lugar, superando ahora a Singapur en las tres asignaturas y a nivel
latinoamericano Chile fue el país, por segunda ocasión, con mejores resultados en
lectura, ocupando el puesto 43 a nivel global, seguido de Uruguay y Costa Rica.


Pese a que México ha participado desde el año 2000 en el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), los resultados del país se han mantenido en niveles similares hasta ahora, mencionó Gabriela Ramos, directora de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Gabriela Ramos comentó en la presentación de estos números que: “por ejemplo, en lectura, México obtuvo un puntaje promedio de 422 en los resultados de PISA para el 2000; mientras que para 2018 promedió 420 puntos; una tendencia similar se presenta en las ramas de matemáticas y ciencias.”


Según la propia OCDE, México no obtiene mejores resultados en la prueba PISA porque el Sistema Educativo no está enfocado en recompensar el mérito de alumnos y docentes, pese a que se está invirtiendo por alumno 27 mil 848 dólares entre los seis y 15 años, y que los maestros mexicanos están bien pagados.


Aunado a esto está el tema sindical que no permite respirar al sistema y que buena
parte de los recursos que se destinan son para cubrir salarios y no para programas
educativos de avanzada. Se dice que en los sistemas de educación de América Latina se gasta casi tanto como la media de los países de la OCDE, donde algunos invierten hasta el 6% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras producen resultados deslucidos.


El estudio menciona también que, en México, los alumnos con recursos más limitados
tienen cerca de tres veces menos probabilidades de alcanzar el nivel mínimo
establecido por la OCDE que otros de condición socioeconómica más favorable, pero
además se encuentra el hecho de que según el último estudio realizado por el Instituto Mexicano de la Competitividad y presentado recientemente por su Directora,
Alexandra Zapata, la realidad del estudiante de Monterrey contrasta notablemente
con el alumno del estado de Chiapas, el cual tendrá un nivel de aprendizaje similar al
de muchos países del continente africano.


Sin embargo, la mayoría de los expertos opinan que existe un vínculo directo entre la
enseñanza preescolar y el desempeño posterior, por lo cual no es adecuado, como en
México se ha hecho, suspender las guarderías públicas, pues ese es el primer contacto del niño con la enseñanza básica, cuestión fundamental para su futuro desarrollo.


Correo electrónico: cabildeo@hotmail.com
El autor es asesor empresarial en cabildeo    
 

Comentarios