No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Educación

¿Con Trump a pesar de todo?

Hace varios días inició el proceso de votación por la presidencia de los Estados Unidos.

Por Roberto Vázquez

Por el derecho a la libertad de expresión

Hace varios días inició el proceso de votación por la presidencia de los Estados Unidos. Este es un asunto de alto interés para todo el mundo, porque están en juego varias cuestiones de importancia vital para la humanidad. Dentro de estas, la principal preocupación es que, en caso de que sea reelecto, se recrudezcan las acciones racistas que promueve cotidiánamente. En algunos casos lo ha hecho de manera abierta, como cuando nos acusó a los mexicanos de violadores, narcotraficantes y de querer hacerle daño a este país. En otros, cuando no ha aceptado adoptar un posicionamiento contra las organizaciones que refrendan la supremacía blanca. Sus acciones conllevan el riesgo de que se incrementen, de manera exponencial, los contagios y las muertes producidas por el Covid-19 por su renuencia a utilizar el cubre bocas, y también, por la irresponsable actitud de minimizar el poder fatal de la pandemia.

Para desgracia de los Estados Unidos, Trump se ha caracterizado por la facilidad con la cual miente, expresa juicios y difunde información falsa sin importarle las consecuencias. Por ejemplo, dijo que sustancias utilizadas para la limpieza en los hogares, eran efectivos remedios contra el virus mortal. Repitió hasta el cansancio que la mascarilla era innecesaria y que su utilización deberías ser voluntaria. Con esto, obviamente, se fue contra las recomendaciones de los organismos científicos  y personal trabajando en asuntos de la salud e higiene. Dado el poder y la capacidad de influir en las poblaciones, sus falaces sugerencias fueron seguidas por muchas personas. Con esto se incrementó el proceso de contagios que se venía produciendo. Afortunádamente, la reacción de la sociedad fue adversa a estas sugerencias y ha actuado de manera responsable. Además, de manera cruel y muy poco humana, separó a más de 2000 niños de sus padres, cuando intentaban ser admitidos como asilados. Aún ahora, hay 545 niños que no pueden regresar al seno familiar. 

El poder que obtuvo en la presidencia no lo supo aprovechar y, tal vez, pensando que iba durarle muchos años, se dedicó a insultar y menospreciar a todo mundo, humillando y despidiendo a varios de sus propios funcionarios, especialmente a quienes mostraban su desacuerdo con él. La última acusación falsa que lanza contra su oponente Biden, como una forma de crear situaciones de pánico y desorientación entre el electorado, fue asegurar que éste, iba a eliminar las celebraciones de la temporada navideña. Esto, la mayoría de los estadounidenses no lo van a creer, pero hay un sector amplio de ciudadanos que, a pesar de vivir en este país, son altamente conservadores e ignorantes. Trump, conociendo esto, también ha estado vociferando contra los científicos entre otros de los sectores de los cuales abusa.   

Este artículo va porque, es importante que los ciudadanos latinos o hispanos que pueden ejercer el voto, lo hagan tomando en cuenta las actitudes difamatorias de Trump contra las minorías de cualquier nacionalidad. Trump fue, es y será, si gana, un presidente que favorece a los más ricos, sin importarle la enorme población trabajadora que se parte el alma todos los días, para ganarse el pan y los mínimos beneficios que se requieren para vivir dígnamente en USA. Votar en otro sentido, es ir contra nosotros mismos. Vale.     

*El autor es Lic. En Economía con Maestría en Asuntos Internacionales por la UABC.

Comentarios