No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Tecleado

Cañonazo de 50 mil pesos

Decían que en época de Álvaro Obregón, se acuñó la frase “quién aguanta un cañonazo de 50 mil pesos”.

Por Cosme Collignon

Decían que en época de Álvaro Obregón, se acuñó la frase “quién aguanta un cañonazo de 50 mil pesos”, para decir que alguien aceptaba un soborno por una jugosa cantidad de dinero, bueno, en esa época 50 mil pesos era mucho dinero.

Esto viene a raíz de lo ocurrido el pasado lunes por la tarde-noche en el Congreso de Baja California, cuando 21 diputados (iba a decir 21 cañonazos) votaron a favor de la iniciativa de un diputado de Morena para derogar el artículo Octavo transitorio, del Decreto 112 de la Constitución del Estado, que mandaba un periodo de dos años y meses para el Gobernador que resultara ganador en la elección del 1 de junio de 2019.

Por supuesto que desde que inició el proceso, Morena se manifestó en contra de tan corto periodo, sin embargo, esto no fue hasta que se dieron las “elecciones internas”, que no hubo, cuando se puso la primera denuncia ante el Tribunal Estatal Electoral para ampliar a seis años el periodo de gobierno del próximo mandatario estatal. Dos magistrados a quienes se les acusa de haber sido maiceados ($$$) votaron a favor, pero fue el tribunal federal en Guadalajara que rechazó por dos ocasiones la resolución del Tribunal Estatal.

Una vez que empezó la campaña, el presidente del congreso, el diputado Bernardo Gómez, denunció públicamente que le había ofrecido un millón de dólares para cambiar el periodo del siguiente gobernador, los mismos diputados panistas rechazaban y decían que se iba a votar por un gobierno estatal de dos  años.

Casualmente en el ocaso de la legislatura, repentinamente fueron iluminado$ por el Espíritu Santo o tentados por los demonio$, el lunes pasado, todos los que decían no a la modificación del Artículo Octavo Transitorio, votaron a favor. Pasó a los cabildos de los 5 ayuntamientos y tres votaron a favor, ya consumado esto nació la resistencia del gobernador Kiko Vega de publicarlo en el Periódico Oficial, pero de todas formas entrará en vigor la reforma.

Los panistas, no los diputados iluminado$, Marko Cortés y José Luis Ovando sacaron la espada de Damocles y a cortarle la cabeza a los diputados  que votaron a favor, bueno, los y las que son panistas, porque la Trini Vaca no es panista, Victoria Bentley ya se fue a Morena y a la Chula le vale madre, ya está de vacaciones. La orden dada por los dirigentes blanquiazules no fue lo $uficiente atractiva o contundente y desobedecieron.

Gritos a favor y en contra, personajes, en su mayoría, en contra de este acto de “inconstitucionalidad” que favorece únicamente a Jaime Bonilla Valdez y que dicen que podría ser la puerta para que otras legislaturas modificaran periodos o legislaran por una reelección y abrir la puerta a realizarlo por legisladores federales para favorecer una reelección federal.

Solo hay una instancia que podría echar abajo el sueño de Bonilla Valdez y es el que la Suprema Corte de Justicia de la Nación reciba una demanda por los partidos PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano y los magistrados votaran para considerar el acto de los diputados de Baja California como inconstitucional, será hasta entonces, por lo pronto, hasta hoy, Bonilla será gobernador por cinco años a partir de noviembre próximo. Pero como dice don Cuauhtémoc Cárdenas: “El mandato de una elección debe ser inamovible”, pero será responsabilidad de la SCJN.

* El autor es periodista independiente.

Comentarios