No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Yo también corro en Tijuana

Aprender de los errores

Errare humanum est, es una expresión en latín que significa: “Errar es humano”.

Por German Rodriguez

Errare humanum est, es una expresión en latín que significa: “Errar es humano”. Y sí,  equivocarse se puede decir que es algo normal en el ser humano, por lo que hay que aceptar los errores, y aprender de ellos para evitar que se repitan.

En el deporte son frecuentes los errores, el gol o el tiro fallado, el foul que causa expulsión. La pelota que no se atrapa, el juez, árbitro o réferi con una decisión equivocada, los resultados controversiales, etc.

En las carreras pedestres no es la excepción, hay errores de organizadores, de los prestadores de servicios, de los jueces y de corredores. Es algo ya casi normal, pero se debe hacer todo lo posible para que no se repitan o que estos sean mínimos, porque a veces un solo detalle puede dar al traste la buena organización de una carrera.

Últimamente en la región, Tijuana, Rosarito y Tecate, se han suscitado algunos errores en las carreras, como el caso del Medio Maratón Sun Run, en que la Seguridad fue insuficiente y los Servicios Médicos no estuvieron cerca de la meta. En otro caso, la carrera de Neón de la Facultad de Mercadotecnia de la UABC, en general estuvo mal organizada causando muchas críticas de los corredores.

En el Medio de Tecate del pasado domingo, hubo algunos detalles con el tráfico y en los resultados hubo fallas, pero más bien a consecuencia de corredores que no anotaron sus datos en los desprendibles del número o que corrieron con números de otras personas. En la carrera Pista y Playa hubo fallas en resultados de categorías causando reclamaciones, al parecer se propició por no recoger en orden los desprendibles de los números.

Errores siempre va a haber, los organizadores (me incluyo) debemos tener mucho cuidado en todos los detalles, tener un staff confiable, que cada quien sepa lo que tiene que hacer y de preferencia tener gente capaz, con experiencia o capacitarlos bien. Cuidar sobre todo que sea eficiente la Seguridad y Servicios Médicos entre muchos detalles más. El organizador nuevo debe asesorarse debidamente y asistir a muchas carreras antes de hacer la propia.

Otra cuestión es cómo los corredores y personas en general toman esos errores humanos, algunos hacen críticas constructivas, otros se van con todo contra los organizadores o jueces, se hacen reclamaciones airadas, y en redes sociales hasta ofensivas.

Creemos que debe haber mesura, comprensión, los errores son de todos, algunos son de los organizadores, otros de los que van a aportar algún servicio a la carrera, otros de los corredores, o de los jueces.

El corredor necesita del organizador y el organizador del corredor, por el bien del running debemos estar en armonía, apoyo y comprensión, el organizador cumplir con lo prometido y dar el mejor servicio posible y el corredor de cumplir con el reglamento, no hacer trampa de cualquier tipo.

En redes sociales no solo es criticar y “crucificar” a los que organizan carreras o a algunos corredores, sino ver lo bueno de cada evento, no hay que destruir lo que hacen los demás, hay que construir, hay que apoyar y así salimos todos ganando.

“El errar es humano, el perdonar es divino y el rectificar es de sabios”.

Comentarios