No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Postigo

Agonía escolar

No recordamos si sucedió en el sexenio del vende patrias Ernesto Zedillo o aconteció durante el desquiciado de Vicente Fox que Fidel Castro, a pregunta expresa, afirmó...  

Por Antonio Medina de Anda

No recordamos si sucedió en el sexenio del vende patrias Ernesto Zedillo o aconteció durante el desquiciado de Vicente Fox que Fidel Castro, a pregunta expresa, afirmó que los estudiantes mexicanos “identifican mejor a las celebridades de Disney que a sus propios héroes…” en efecto; el cubano apoyado en sondeos elaborados por pedagogos latinoamericanos aseveraron que, por ejemplo, Daisy, Rico MacPato o Mickey Mouse, entre otras monerías gringas, eran más identificados por nuestra comunidad estudiantil que los propios Miguel Hidalgo, Juárez o Zapata.

Naturalmente la ramplona burocracia Política de fuera y dentro de la Secretaria de Educación Pública (SEP), hizo berrinche sobre lo dejado ver por Fidel pero sin ostentar, y  menos probar, infundada la tacha difundida limitándose, como todas las veces, a descalificar la dolorosa calificación otorgada a la escuela, alumnos, profesores y autoridades por su marginal vinculación con el conocimiento histórico de México cuya esencia, sin duda, deambulaba a ciegas por la gracia de un régimen que puso en manos de la basura televisiva y radial tan sensible eslabón de nuestra identidad patria.

Y cual si fuese cualquier cosa, aquella ofensiva consumista de televisos y aztecos, en contradicción con hombres y mujeres insignia del amanecer y devenir de los mexicanos, gobernantes  de barro terminaron saturando cualquier espacio escolar insertándoles su “heroica fotografía”, semblanza, prédicas o apetitos por “servir al pueblo” lo que los condujo a imponerle al centro educativo el   sombrío apelativo del fulano de tal, insertar un mensaje papanatas en los libros distribuidos o recalcar el credo oficial. Embestida rupestre que junto a lo antes citado se le aparearon calles, parques, campos deportivos, poblaciones, glorietas y hasta monumentos gravados con el patronímico de los circunstanciales gobernantes ansiosos de inscribir su nombre sin importar la huella corrupta, ruin o mediocre dejada a su paso.

Desbalijados, de parte de la escuela, héroes y heroínas del reconocimiento, multiplicación y honra  merced a su entrega y luchas; irremediablemente se instigo’ un sentimiento antipatriótico, y con este, la pérdida nacionalista que por escatimarse excitó el desdén hacia la soberanía y autonomía territorial que sumados atrajeron admiración por lo extranjero y su garfio de seducción, penetración cultural e irremediable delirio por lo forastero pues México, en particular la Frontera Norte, se encuentran esposados al menú consumista gringo relacionado con el vestir, música, cine y variados modos de vida los que sin impedimentos reales (no fomentados por escuelas) ni formales (no promovidos por el estado)no sorprende el vasallaje por el 4 de Julio, Halloween, labor Day que distan y empañan las propiciadas a Morelos, Leona Vicario, Guillermo Prieto y muchos más

Sobran las transgresiones perpetradas por el corrupto e impune Régimen del PRIAN contra la escuela, sin embargo, del abismo económico donde se le mantiene al menosprecio por mejorar sus saberes, secuestro del compromiso social escolar u opacar la memoria de sus mártires; el razonamiento crítico educativo debe empeñarse por encima del “haiga sido como haiga sido”  del comandante borolas o el “ler” exhibido por el exsecretario de educación peñanietista Aurelio Nuño…

* El autor es diplomado en Periodismo por la UABC.

Comentarios