No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Numeritos

¡Agárrense!

Jamás me hubiera imaginado un país tan caótico como el México del 2020.

Jamás me hubiera imaginado un país tan caótico como el México del 2020. Si bien no podemos ignorar la crisis provocada por el Coronavirus, también sería pecar de ingenuos el no reconocer que los problemas ya venían agudizándose desde hace tiempo.

Pero no todo es blanco o negro afortunadamente, aunque eso sí: todo tiene responsables y consecuencias. El México de hoy, especialmente después de Covid-19, ha quedado evidenciado dentro y fuera del país, las debilidades de nuestro gobierno se expusieron desde la caída en los precios del petróleo hasta el tratamiento terapéutico del virus con base en estampitas y amuletos.

Pero tampoco todo es crítica negativa; uno de los aciertos fue la ampliación de las capacidades hospitalarias en conjunto con el sector privado, curiosamente. Otro logro fue la gestión de la cancillería para la adquisición, comprada o donada, de ventiladores y evitar así las trágicas escenas que todos vimos en España e Italia.

El segundo reporte “Implicaciones Políticas y Sociales de la Pandemia Covid-19 en México” que publicó Integralia este junio es sumamente objetivo, directo, concreto, preciso y demoledor. Hoy te comparto de ese documento las principales conclusiones que yo visualizo y que intentaré explicarlas con un rigor menos técnico como el del reporte original.

Estos son los cinco escenarios muy probables para los próximos meses en nuestro país y te adelanto que no son alentadores para nadie, ni para Morena.

1.- El gobierno ha fallado en el cálculo del pico de la pandemia, al grado de la burla generalizada y la desesperación peligrosa. El hecho de que el Dr. López Gatell haya sido llamado a servir en un panel de expertos en la Organización Mundial de la Salud no es precisamente por su brillante manejo de la pandemia, imposible ese argumento cuando México es de los primeros 10 países con más muertos por Covid-19 en el mundo. Los motivos son otros y tiene que ver con talento, sí, pero también con representatividad dentro de los cuerpos de consulta, diversidad, tamaño de país, pago de cuotas y grilla, mucha grilla. No olvidemos que los organismos internacionales son mega estructuras burocráticas con intereses globales.

2.- El desempleo llegará a niveles gravísimos, algunos estiman que, al borde del estallido social, y la receta parece no tener un sustento serio. La promesa de crear 2 millones de empleos es una cifra de proyectos inexistentes y contempla cientos de miles de beneficiarios de programas sociales. Es decir, la beca a un joven que ni estudia ni trabaja es considerada como “empleo generado”. Así las cosas.

3.- La caída en las encuestas sobre la gestión de AMLO ya venía dándose desde antes de la cuarentena, esta solamente la aceleró, y en la medida en que bajan los números es que se radicaliza el discurso de él y sus “gatilleros” cibernéticos. Esto es peligroso porque ya conocemos al AMLO derrotado del 2006 y 2012 con la pérdida de su cordura y “al diablo con las instituciones”.

4.- La inseguridad se disparará. Durante la pandemia bajaron los robos a casas y negocios por obvias razones: la gente confinada y los negocios cerrados. ¿Y los homicidios dolosos? Aumentaron, aún en cuarentena todos en casa, aumentaron.

5.- División, polarización y ruptura. Lamentablemente el escenario es perfecto para esta situación en México, solo hay que combinar la caída en los números de AMLO, los irreales proyectos de infraestructura, la violencia en incremento, el desempleo desesperante, la ideologización perversa, el discurso de odio y esa característica histórica de las izquierdas en el mundo: que construyen alianzas temporales, pero jamás se unen. Ej. El Congreso de Baja California y Morena vs. Morena.

¡Agárrense! Esto se pondrá peligroso, violento y preocupante.

*El autor es director de Testa Marketing, investigación de mercados.

Comentarios