Tendencias
Cintilla de tendencias

Cruce fronterizo

Homicidios Tijuana

Impuesto predial

Clima Tijuana

Desaparecidos en Tijuana


Piensa

Acostúmbrate a andar contento

“El arte de ser sabio es el arte de saber que pasar por alto”. William James.

Por Octavio Ballesteros

En una ocasión le preguntó una mujer al Dr. Maxwell Maltz: ¿como puedo ser feliz si mi marido es un adicto? “No lo se”, contestó Maxwell, “pero puedes ser más feliz si te decides no añadir resentimiento ni autocompasión a tu desgracia”. Y en otra ocasión un empresario le hace la pregunta de cómo puede ser feliz si acaba de perder un millón de pesos, “soy un desastre y estoy arruinado” le completa. Maxwell le contesta: “no añadas opiniones a los hechos. Es una realidad que perdiste un millón de pesos, y es tu opinión que estás arruinado y eres un desastre”.

QUÉ PASA

Vamos analizar el aspecto de la felicidad o estar contento desde el punto de vista clínico médico. El Dr. John Schindler la define como “un estado mental en el cual nuestro pensamiento es placentero la mayoría del tiempo”. Y sin lugar a dudas cuando la persona está feliz piensa mejor, siente mejor, y se encuentra más sana. Estudio de Harvard señala que gente feliz no es delincuente, y la mayoría de los criminales provienen de familias no felices, de relaciones ídem.

Y aquí entra un primer aspecto interesante, el pensamiento popular dice que si te portas bien serás feliz, cuando en realidad si eres feliz es muy probable que te portarás mejor.

Es importante recordar que el aspecto de la felicidad no es algo que te ganas o que te lo merezcas. No es asunto moral así como el fluir de la sangre en nuestro organismo no lo es. Está relacionado principalmente a nuestro estado mental.

Otro problema relacionado con la felicidad es que ésta radica en el presente y no en el futuro. Blaise Pascal, filósofo, declaraba que el individuo no vive, sino que está esperando vivir, y siempre espera más adelante ser feliz, por lo que es inevitable nunca lo es. La felicidad es un hábito mental, una actitud, y si no es aprendida y practicada en el presente nunca será experimentada.

Veamos de una manera práctica, que es la vida sino una sucesión de problemas, resolvemos uno y luego aparece el otro. Aquí hacemos un paréntesis económico: entre más grandes sean los problemas que resuelvas más dinero ganas, y esto de tan obvio lo obviamos. No podemos esperar a ser felices cuando no tengamos problemas, no es por ahí.

QUÉ HACER

En la medida que tengamos pensamientos positivos, que nuestra reacción ante dificultades sea pro activa, cuando estemos enfocados en objetivos que requieren crecimiento estaremos logrando ser felices. Hay que tener claro lo siguiente: tener pensamientos positivos cuando todo va al 100 es muy fácil. Mantenerlos así cuando las cosas van mal es él hábito de los profesionales en este asunto.

Thomas Alva Edison, el famoso inventor, su laboratorio se destruye por completo por un incendio, y no tenía seguro. ¿Qué vas a hacer? le preguntaron estando todavía los bomberos intentando apagar, y contesta: “vamos empezar mañana a reconstruirlo”. Practica traer a la memoria buenos momentos, logros alcanzados, cosas que te animan y reconfortan. Nuestros pensamientos nos llevan a emociones, a sentimientos y a realizar acciones. Si estos son positivos nuestro estado de ánimo será ídem, y por lo tanto estaremos contentos, felices. Lo otro no vale la pena. Acostúmbrate andar contento, es un muy buen legado que puedes dejar. ¡Feliz domingo!

Comentarios