Tendencias
Cintilla de tendencias

Cruce fronterizo

Homicidios Tijuana

Maltrato animal

Clima Tijuana

Desaparecidos en Tijuana


Apuntes

A qué le teme el Canelo

Hace rato, mucho rato, que dejamos de ver las peleas de box, en vivo y por televisión.

Por Ángel González

Hace rato, mucho rato, que dejamos de ver las peleas de box, en vivo y por televisión.

La verdad, nos enfadamos de estar semana tras semana en las funciones de los lunes, primero en la prensa y luego como empleado de la delegación del Instituto de la Juventud y el Deporte, lo que ahora es el Instituto del Deporte y Cultura Física de Baja California.

Pero todo mundo opina de la pelea del Canelo Saúl Álvarez y GGG, la tercera entre ellos, celebrada en Las Vegas y tenemos unos Apuntes al respecto.

Como lo percibimos, cuando algún rival vaya a la distancia con el púgil tapatío, la decisión siempre será a favor del Canelo, que es una mina de oro para los promotores y para él mismo.

Bueno, ya perdió dos decisiones, ante Floyd Mayweather junior y Dmitry Bivol, pero en esos combates poco pudieron hacer los jueces, ya que le dieron un repaso al Canelo.

Lo que más molesta a quienes se mueven en el ambiente del boxeo son las declaraciones que realiza el Canelo, ya hasta en inglés, luego de las peleas.

Palabras más, palabras menos, el Canelo dice que él pelea con los boxeadores que él quiera, sin importar lo que opinen las organizaciones que rigen el boxeo a nivel internacional.

Es decir, escoge a sus rivales, imaginamos con quienes tiene mayores posibilidades de triunfo y que no vayan a darle una sorpresa.

Declaraciones como esas hacen ver a los directivos de estas organizaciones como peleles, que están a las órdenes del Canelo, que dice ser el mejor libra por libra de la actualidad, pero nunca comparado como otros púgiles, como Julio César Chávez, que llegó a enfrentarse a su compadre José Luis Ramírez, Salvador Sánchez, Raúl Olivares y el Ratón Macías, que si eran idolos.

Jorge Kahwagi hacía lo mismo, seleccionar a sus rivales, todos se dejaban noquear y el político se retiró invicto, con puros nocauts en su récord invicto.

Los rivales del Canelo si son boxeadores, a modo, pero si conocen del negocio.

Saúl Álvarez le saca la vuelta a algunos rivales, con la excusa de que él no pelea con mexicanos.

A David Benavidez no le concede oportunidad de enfrentarlo, ya que el mexicoamericano “no le ha ganado a nadie” y al Zurdo Ramírez lo considera un rival que no se le acomoda para dar un buen espectáculo.

Y es que las peleas del Canelo son eso, un espectáculo, a la que pueden asistir la gente que tiene billete, pues los verdaderos aficionados no pueden darse el lujo de pagar un boleto tan caro.

Los que asisten a las peleas del Canelo, muchos de ellos, no saben ni siquiera que es un jab, pero están en las filas en las que cuesta caro el boleto, sólo para presumir que fueron a la función.

Las peleas entre mexicanos siempre han sido atractivas para los aficionados y algunos como el Terrible Morales, Marco Antonio Barrera y Juan Manuel Márquez, de los más recientes, se han enfrentado a los mejores, sin ayuda de los promotores, ni de las organizaciones que rigen el boxeo.

Ya no hay espacio para más Apuntes, que hasta aquí llegan…por hoy, cuídense, usen cubreboca y gel antibacterial, además de guardar la sana distancia, las precauciones no están de más.

Comentarios