No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas El mundo me da vueltas

A merced del partido verde

Tengo otros datos. Son los datos fríos y reales de la conformación de la nueva Cámara de Diputados en el Congreso de la Unión.

Por Pepe Avelar

Tengo otros datos. Son los datos fríos y reales de la conformación de la nueva Cámara de Diputados en el Congreso de la Unión.

La alianza (extraña y oportunista) del PAN, PRI y PRD, así como la consolidación en solitario del MC no obtienen la mayoría parlamentaria que buscaban, la cual tenía desde el 2018, el partido de Morena, quien se queda con 59 diputados menos.

En la elección del 2021 los ciudadanos generamos un resultado muy raro: el nuevo y gran ganador, desde mi punto de vista, es el Partido Verde Ecologista de México, el PVEM, el “Verde”.

Si, ese partido que se convirtió, con el paso de los años, en la meretriz de la política mexicana. Ese que se unió a Fox para estar en su triunfo. El mismo que fortaleció a Peña para subirse a esa ola ganadora. Hoy, de la mano de Morena, se alza con una bancada de 44 diputados (mas grande que el aliado histórico de AMLO, el PT) y lo convierte en el “fiel de la balanza” de la Cámara.

Sin el Verde apoyándolo, el Presidente no puede aprobar ni el Presupuesto. No le alcanza. Ni dando de brincos.

Y asumiendo que el resto de otros 4 partidos de oposición formen un bloque sólido y no haya trásfugas a Morena (como ya ocurrió antes), se antoja complicadísimo aprobar una reforma constitucional que convenza a todos. No digo que imposible, solo complicado, claro está.

Mientras tanto, el Gobierno del país está, y por lo tanto los mexicanos, a merced de las negociaciones (políticas, económicas y de intereses personales) que se le antojen al Verde. Horror de horrores.

Por sus antecedentes recientes, ya sabemos que a los dirigentes de este partido les gusta pedir en grande cada vez que han tenido oportunidad. Dinero, permisos, canonjías, puestos en Gobierno, impunidad para sus cuates, usted nombre el delito, ellos ya lo pidieron y les fue concedido por los Presidentes de México que acompañaron en su periplo, aunque ya el SAT amagó con hacerle válido al Senador Manuel Velasco las facturas falsas que le encontraron en su gobierno como una forma de presión política para que no se le salgan del huacal al Presidente.

A reserva de la asignación final de las diputaciones plurinominales, casi podría apostar porque AMLO termine “convirtiendo” al morenismo a los 16 diputados electos (de otras corrientes) para aprobar sus leyes secundarias, todo para no depender de la uña que seguramente le encajará el Verde que en todo estará pensando menos en apoyar a México.

Por otra parte, sacando a flote mi imagen de soñador político empedernido, quizás sea todo lo contrario y el PVEM decida alinearse indistintamente con las buenas propuestas, provengan de un hipotético bloque opositor o de la Presidencia, según convenga al país. Nah, no creo. Soy soñador, no inocente. ¿O si se convertirán en un contrapeso real al ejecutivo? ¡Tienen a un gobernador en su nueva lista de ganadores (y de la mano del PRD)!

Mientras, 24 millones de votos a favor de la oposición publicada (Pan, Pri, Prd, Mc) y 23 millones de votos a favor de los partidos de la “coalición del Presidente” (Morena, PT, Verde y la chiquillada ya sin registro), con mas del 52 % de votación efectiva en el país, pone en entredicho a AMLO para su pretendida ratificación de mandato el 2022. (sin ninguna importancia para mi). Claro, 17 gubernaturas en manos de Morena, lo dejan con una gran capacidad de movilización ciudadana.

PD. Ya no me dio el espacio para hablar de mi electa Gobernadora y Presidente Municipal. ¡A la siguiente!

* El autor es empresario, turistólogo y un enamorado de su ciudad.

Comentarios