No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas #SomosToros

136

Una grata sorpresa fue el debut del tijuanense Alejandro Kirk en Grandes Ligas, algo que nadie se imaginó que fuera a ocurrir tan rápido, sobre todo cuando el receptor de apenas 21 años no había jugado en los niveles de Doble A y Triple A.

Por Armando Esquivel

Una grata sorpresa fue el debut del tijuanense Alejandro Kirk en Grandes Ligas, algo que nadie se imaginó que fuera a ocurrir tan rápido, sobre todo cuando el receptor de apenas 21 años no había jugado en los niveles de Doble A y Triple A.

Más difícil se antojaba su debut cuando veíamos que el equipo canadiense empezó a ganar juegos y ahora está firme en zona de playoffs, colocado en la segunda posición y aprovechando la mala temporada que están teniendo Medias Rojas y Yankees, protagonistas habituales de la división Este.

Pero en el beisbol también hay sorpresas y ahora Tijuana es la “Número 1” de México en talento exportado a Grandes Ligas, con nueve paisanos que cumplieron su sueño de jugar al máximo nivel. Los primeros ocho ya están retirados.

Tres semanas antes de que iniciara la campaña, Kirk fue llamado a integrarse a las prácticas de pretemporada con el grupo de sesenta invitados y desde ahí se empezó a gestar la sorpresa, ya que, siendo honestos, imaginé que Kirk llegaría a Grandes Ligas, pero no en el 2020, así que esa convocatoria llamó mi atención, sobre todo por el hecho ya mencionado de su poca experiencia en ligas menores, donde en 2019 apenas alcanzó el Nivel A dentro de la organización.

El tijuanense inició la temporada en el campamento alterno y parecía lejano su debut en Grandes Ligas, pero las cosas cambiaron al iniciar el mes patrio, ya que egresado de la Academia de Beisbol de Toros de Tijuana fue incluido en el “Taxi Squad” que es un grupo de peloteros que siguen fuera del roster principal, pero ya viajan y entrenan con el equipo a la espera de cualquier necesidad en la escuadra “Grande”.

La oportunidad no duró mucho en llegar, pues el viernes pasado Kirk empezó a cobrar sueldo de Grandes Ligas al ser “subido” al equipo, ocupando el lugar de Caleb Joseph en el roster de cuarenta jugadores.

Si revisamos la estadística de Azulejos, no es muy difícil darnos cuenta que tienen un gran “hueco” en la receptoría, porque Danny Jansen es el titular pero, el día que subieron a Kirk, apenas bateaba parar un anémico .146, mientras que Joseph conectó un hit en ocho turnos en su breve estancia y Resse McGuire no ayudaba en nada con su .073 con el madero.

Esos paupérrimos números sin duda aceleraron el proceso de Alejandro Kirk, quien se presentó el sábado como titular y aprovechó para batear su primer hit, recibir pasaporte y anotar carrera. El tijuanense que ganó la “Triple Corona” en 2016 con Toros de Tijuana en la Liga Nacional de Prospectos, hizo batería con el estelar lanzador Robbie Ray, quizá una tarea más fácil que Hyun-Jin Ryu, quien es un pitcher más complicado para recibirle y fue el abridor del domingo, cuando Kirk estuvo como suplente de Jansen.

Así fue como Kirk se convirtió en el nativo mexicano 136 en jugar en Grandes Ligas, el noveno tijuanense y el tercero que debuta con Azulejos de Toronto, ya que José Silva y Roberto Osuna también se habían presentado con la franela de la hoja de maple.

Se nota que el hermano menor de Juan Kirk es muy querido por sus compañeros Vladimir Guerrero Jr, Cavan Biggio, Joe Panik, Bo Bichette y su manejador Charlie Montoyo, pero ya quedaron atrás los festejos y lo más importante para Kirk será seguir aprendiendo y creciendo para hacerse una carrera larga al máximo nivel.

Hoy celebramos en Tijuana porque otro de nuestros vecinos juega beisbol con los mejores.

Buen día, es martes; que hoy le vaya bien.

Goodbye Horses…..!!

Comentarios