Ciudad Obregón

Ejidatarios denuncian desigualdad y desorden en el Valle de Guadalupe

Los ejidatarios afirmaron que existen grandes irregularidades en la región del vino, en especial generadas por la imposición de criterios de privilegio en beneficio a los grandes empresarios vinícolas.

Avatar del

Por Jayme García

Los ejidatarios afirmaron que existen grandes irregularidades en la región del vino, en especial generadas por la imposición de criterios de privilegio en beneficio a los grandes empresarios vinícolas.(Cortesía)

Los ejidatarios afirmaron que existen grandes irregularidades en la región del vino, en especial generadas por la imposición de criterios de privilegio en beneficio a los grandes empresarios vinícolas. | Cortesía

Ejidatarios de Valle de Guadalupe denunciaron parcialidad por autoridades de gobierno para la elaboración del Programa Sectorial de Desarrollo Urbano Turístico de los Valles Vitivinícolas de la Zona Norte del Municipio de Ensenada (Región del Vino), la carencia de sistemas de agua, drenaje y planta de tratamiento, así como un creciente desorden del comercio ambulante.

Lo dieron a conocer: Rafael Romo Pereida, Ismael Horta Arroyo, Graciano Sandoval, Manuel Nava Valles, y Juan Antonio Orozco; presidente, secretario, tesorero, asesor jurídico y asesor técnico de la Unión de Ejidos de la Zona Norte de Ensenada, ante integrantes del Grupo Foro de Ensenada, A.C.

Los ejidatarios afirmaron que existen grandes irregularidades en la región del vino, en especial generadas por la imposición de criterios de privilegio en beneficio a los grandes empresarios vinícolas.

Los temas más preocupantes son la carencia de un sistema de drenaje y tratamiento de aguas negras, lo que genera que los desechos generados por grandes compañías, impacten al resto de los residentes, sin que intervengan autoridades en materia de ecología para emitir las sanciones correspondientes.

Pese a los acuerdos establecidos hace 30 años para que se beneficie a los residentes del Valle, a cambio del agua que se llevaron durante ese lapso de tiempo hacía la ciudad de Ensenada y que en un principio era tan solo por 4 años, al final de cuentas nunca se les cumplió y por el contrario se agotó el agua, al grado que ahora los residentes deben de comprar pipas con el vital líquido para subsistir.

Con relación al proyecto para llevar aguas tratadas de Tijuana al Valle de Guadalupe indicaron que a ellos jamás se les ha consultado al respecto, sin embargo, a su consideración solo se generará un grave problema de contaminación hacía los pozos, debido a que dicha agua requerirá de un tratamiento terciario, la cual, todo parece indicar que carecerá.

También dieron a conocer que hay un fuerte problema de comercio ambulante, no regulado por la autoridad municipal, ya que podrían ser ubicados en una zona específica, pero a la fecha, el Municipio no ha mostrado interés en el tema.

La carencia de seguridad, fue un tema que reiteraron los representantes de la Unión de Ejidos de la Zona Norte de Ensenada, y aseguraron que los elementos de seguridad solo llegan cuando hay grandes conciertos, sin embargo, aceptaron la necesidad de regular estos eventos, al concentrarse grandes cantidades de vehículos en una sola vialidad, lo que genera un caos vial.

Dijeron aceptar el progreso, las actividades que generen ingresos y desarrollo a la región, pero siempre que sea bien regulada, equitativa y ordenada, con un beneficio común y no solo para unos cuantos.

“Mientras que grandes empresarios instalan lagos artificiales, y la industria del vino se lleva la poca agua que queda, los habitantes deben comprar a 300 pesos la pipa”, señalaron.

En específico, mencionaron que en el caso de la Vinícola El Cielo, se instaló una serie de edificios sin el correspondiente sistema de drenaje y ante la carencia del mismo, los desechos son sacados mediante sistema de pipas, que son tirados en la calle, generando un incremento en la contaminación de la zona.

Expresaron su inconformidad ante el Programa Sectorial de Desarrollo Urbano Turístico de los Valle Vitivinícolas de la Zona Norte del Municipio de Ensenada (Región del Vino), al no haber sido consultados de manera adecuada para su elaboración.

A su consideración, el documento mantiene los aspectos que generaron su inconformidad en la administración de Enrique Pelayo Torres, al haber sido ignorado por completo para su elaboración, y favorecer a los grandes empresarios de la industria del vino.

Recordaron que la zona genera muchos tipo de producciones, sin embargo, la producción de uva para la elaboración de vino de mesa, absorbe mucha agua que el valle en la actualidad ya comienza a carecer de las cantidades que dicha industria demanda.

Finalmente, hicieron un exhorto a las autoridades de los tres niveles de gobierno para una real regulación de la zona, conforme las necesidades de todos los sectores y no solo aquellos que cuentan con grandes capitales de recursos económicos, y la atención y solución de la problemática enfrentada.

Comentarios