No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Entre Primor y Prian

Postigo

Por Antonio Medina de Anda

Por medio de las cuotas retenidas virtud al enflaquecido salario de maestras y maestros bajacalifornianos, los burócratas que ensombrecen en lugar de dirigir al gremio magisterial federal y estatal (secciones2 y 37 respectivamente) pagaron, con recursos de los sindicalizados y no de ellos, una costosa plana (Frontera-01-04 2019, pag.8) donde, sin consultar a nadie, respaldan al candidato Jaime Bonilla Valdez abanderado de Morena por gestionar adeudos a los trabajadores manifestándole, en agradecimiento, “solidaridad y apoyo” por el “apoyo solidario y la diligencia” (ni hablar, con esos tutores del silabario se deduce él porque’ los alumnos pesimamente escriben, mal deletrean y peor razonan). Desborda recordar que los motivos esgrimidos de parte de los firmantes (secretarios de una y otra sección) más encima de su postura machacan, en ultraje a los agremiados, que los logros alcanzados fueron gracias aI Ingeniero Bonilla y no al categórico desafío que los agraviados emprendieron por medio de movilizaciones, paro de actividades, presión hacia los dirigentes sumisos, toma de oficinas, activismo informativo y, como valioso añadido, el respaldo de padres de familia hacia las profesoras y profesores en lucha. Sin duda la posición del dúo firmante, a más de oficiosa, reprueban el contenido y las formas de acción asumidas por quienes laboran en el sector ya que, para los tecnócratas del sistema educativo, la misión asignada a los representantes sindicales lleva como fin imponer disciplina, silencio y parálisis en menosprecio de la rebeldía y resistencia de “sus bases” por miedo a que estas multipliquen el ejemplo hasta rebasar a las camarillas sindicales. Evidentemente el espaldarazo dado por Luisa Gutiérrez (cabeza de la trasquilada sección 37) en sincronía con el compañero Mario Aispuro (dirigente de la sección 2) no persigue otro propósito que llamar la atención a su candidato dando por cierto que los miles de jornaleros adheridos a uno y otro organismo gremial respaldamos, elogiamos y tarde se hace para darle el voto al abanderado morenista. Grosero, por no decir insolente que a estas alturas demandantes de nuevos quehaceres políticos se coloquen candados sobre las organizaciones de masas, particularmente sindicales, recurriendo a métodos que tanto desacreditan el librepensamiento o autodeterminación para elegir, intervenir, consultar, discrepar etcétera cuando, lejos de esas herramienta, voces mecánicas y autorizadas por nadie saluden con sombrero ajeno, caso de los firmantes del SNTE, reviviendo la priista cargada que tanto denigra a quien embiste como al que la acepta. Incierto como espinoso corre el presente frente a un pasado resistente a desaparecer ya que, a más de hallarse atrapado por el autoritarismo moreno en Baja California y resto del país donde se les ve tocando, bailando y cantando las rancheras mejor entonadas que los mariacheros del tricolor sin demeritar, obviamente, las voces profundas o agudas de tenores y sopranos azules lo que, para tragedia de la democracia participativa-representativa, los embajadores del pasado señalan dos únicas flechas: una encamina hasta el Primor y otra encarrila hacia el Prian. Milagroso; Dios los hizo y lucifer los hermano’… * El autor es diplomado en Periodismo por la UABC.

Comentarios