Columnas ¿Cómo felicitar a Paco?

Necropsia urbana

Por Marco Antonio Hermosillo

Escribir sobre nuestros hijos siempre es una tarea difícil; por una parte son una extensión de nuestro sentimiento y los sentimos siempre como parte nuestra y, por otra parte, nos desbordamos de amor por ellos al punto de querer darlo todo para que no les falte nada. Educarte, hijo, no ha sido tarea fácil, pero ha sido una experiencia maravillosa mirando hoy el resultado, terminas una etapa más de tu vida, una etapa que con muchos aciertos y pocos errores han formado y delimitado tu carácter, han fundado los principios que harán de ti un hombre de bien; ya eres un hombre, ya tienes la mayoría de edad y legalmente eres el dueño de tu destino y de tu futuro, soy consciente que tus alas se abrirán y en algún momento querrás volar más, pero debes recordar que siempre estaré acá para darte apoyo, consejo e impulso para lo que quieras lograr. La finalización de una carrera profesional, cualquiera que sea, es un gran mérito, pero hablemos ahora de manera específica de la finalización de la carrera de derecho, un profesional que ya terminó esta carrera, tiene una fuerte responsabilidad, ya que se trata de una persona que luchará por la justicia y la igualdad, según las leyes de nuestro país. Paco, hoy te brindo mis más sinceras felicitaciones por haber culminado una de tus tantas metas, la cual requería de mucho esfuerzo y dedicación, pensando exactamente en la justicia y en la equidad, y tú siempre has sobresalido por el hecho de ser una persona justa, en todo aquello que haces, y por esa razón es que deseo felicitarte de todo corazón, por haber llegado hasta aquí con tu entereza. Hijo, sigue respetando tus valores, respeta las diferencias con los demás y a los demás, no siempre vas a estar de acuerdo con todo y con todos, pero es en el respeto, en las diferencias, que se conocen las personas valiosas; las reglas y las normas muchas veces no nos parecen justas, adecuadas o valiosas, pero hacen que la familia, los grupos, la sociedad y el mundo funcionen más o menos bien. Sigue soñando, soñar es el principio fundamental de la creación, todo en este mundo inicio con un sueño, todo lo que te pasa y llega a tu vida de alguna forma tú lo soñaste, no permitas que alguien te impida soñar, porque es una de las mayores libertades que tiene el hombre para con él y es el camino para lograr todo lo que deseas. Hijo mío, me siento muy orgulloso de ti, de lo que has logrado hasta hoy y estoy seguro que vienen cosas maravillosas para ti y espero que al pasar los años, cuando estés en otra situación puedas decirles a tus hijos lo que aprendiste para ser feliz y vivir una vida plena y ojalá que estas palabras te sirvan para lograrlo. Francisco Hermosillo, felicidades hijo. Me siento orgulloso de ti, por haber logrado culminar satisfactoriamente tus estudios. * El autor es presidente de la Comisión de Difusión del Instituto de Investigación Jurídica de la Universidad de la Californias Internacional.

Comentarios