Columnas MIRADOR

Mirador

Por Armando Fuentes Aguirre

El Padre Soárez charlaba con el Cristo de su iglesia. -Dime, Señor -le preguntó-. ¿Has leído la Biblia alguna vez? -Sólo el Nuevo Testamento -respondió él-. En el Antiguo hay demasiada violencia y demasiado sexo. Además algunos que leen la Biblia acaban discutiendo con otros que también la leen, y a mí no me gustan las discusiones. -Pero, Señor -objetó con desconcierto el Padre Soárez-, se dice que en la Biblia está la verdad sobre ti. Respondió Jesús: -La verdad sobre mí no cabe en ningún libro. Todos los libros, aun los más grandes, son pequeños. La verdad sobre mí sólo cabe en algo que es tan grande como yo, porque soy yo. -Y ¿qué es eso tan grande como tú? -preguntó el Padre Soárez. -Es el amor -contestó Cristo-. En el amor estoy yo. El amor soy yo. Así dijo Jesús, y el Padre Soárez entendió que el mejor libro, el único libro sagrado, es el amor. ¡Hasta mañana!...

Comentarios