Columnas Historias de la creación del mundo

Mirador

Cierto día el Señor amaneció sintiéndose poeta. Se puso entonces a imaginar metáforas. Fue así como hizo las flores, el mar, las estrellas, el crepúsculo y los niños. Todas esas bellezas hablan en sentido figurado de lo que en sentido recto se llama "Dios". En seguida, ya inspirado, el Señor hizo a las golondrinas. Adán, que ignoraba lo que es la poesía porque el Creador no había hecho aún a la mujer, le preguntó: –Señor: ¿para qué hiciste a las golondrinas? Respondió el Creador: –Para que alguna vez los hombres puedan hacer versos y canciones. ¡Hasta mañana!...

Comentarios