Columnas Historias del señor equis y de su trágica lucha contra La Burocracia

Mirador

El Funcionario del Estado hizo llamar al señor equis y le ordenó sin más: –Fórmate en La Ventanilla. –¿En cuál? –preguntó temeroso el señor equis. Se dignó responder El Funcionario: –En cualquiera. El señor equis se formó en la Ventanilla que tenía menos gente: frente a ella había sólo 157 mil personas. Cuando después de varios años llegó por fin a la Ventanilla le dijo El Encargado: –Ésta no es La Ventanilla. Es sólo una Ventanilla. Deberá usted formarse en otra. Obedeció el señor equis y le volvió a suceder lo mismo: la Ventanilla en que se formó no era La Ventanilla: era sólo otra Ventanilla. De esto ha pasado mucho tiempo. El señor equis se sigue formando en una Ventanilla, y en otra, y otra, y otra. Ninguna es La Ventanilla. Todas son solamente una Ventanilla más. Y hay miles. ¡Hasta mañana!...

Comentarios