No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Impuesto a comida chatarra

Lex Tributum

Por

Alrededor de quince personas se manifestaron en el monumento a Cuauhtémoc de Zona Río para que el Presidente de la República que México salga del pacto migratorio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Alberto Escourido Moreno, presidente fundador de la Asociación Civil 100 por Tijuana, explicó que los derechos de los ciudadanos locales han sido agraviados por la presencia reciente de migrantes centroamericanos. Se vio en Tijuana cuando llegaron miles de migrantes y nadie los podía tocar, ni la Gendarmería, Municipal o Estatal, añadió; eso afectó a negocios de la Zona Centro, a niños que les cerraron la escuela. También lamentó los cruces ilegales que se presentaron en la última semana por Playas de Tijuana, donde por lo menos 35 migrantes fueron detenidos. Se quiere mandar un mensaje muy directo al Presidente, “por decreto presidencial sáquennos del pacto por ser violatorio de la Constitución Mexicana, donde pone derechos de extranjeros por encima de los mexicanos”. Indicó que el pasado 6 de enero, cuando Andrés Manuel López Obrador visitó Tijuana, le entregaron una carta de forma personal con la misma exigencia, pero no han tenido respuesta. “Creo que es un gran error considerar cobrar altos impuestos a los vinos como un impuesto al lujo, si lo hiciéramos estaríamos cobrándole impuestos a la salud de nuestros ciudadanos” Thomas Jefferson La Organización Mundial de la Salud recomendó a México implementar políticas fiscales para aumentar el precio del tabaco, alcohol y alimentos chatarra, lo anterior para evitar en lo posible su consumo y “resguardar” la salud de los ciudadanos. Así las cosas, actualmente en México, los alimentos no básicos, con una densidad calórica de 275 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos, tienen una tasa de 8% de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios, tales como botanas, productos de confitería, chocolates, flanes, dulces, alimentos preparados a base de cereales, dulces de leche, helados, paletas de hielo, etc. Según la referida Organización, en caso de no actuar, enfermedades como la diabetes seguirán aumentando en grandes cantidades, ya que tan solo en el sexenio de Felipe Calderón murieron 500 mil personas, cifra que incrementó con 100 mil decesos en el pasado sexenio y va en crecimiento. Fabio da Silva, asesor regional de la OMS, aseguró que en algunos países existen estrategias para mermar los semáforos de advertencia de la cantidad de grasa, azúcar y sodio que contienen los productos y en muchas ocasiones son las mismas empresas quienes buscan debilitar las políticas públicas. Es importante señalar que aumentar su precio, imponiendo un impuesto más alto, puede llevar a la reducción de su compra y consumo, sin embargo cabe recalcar que el fin extra fiscal del tributo es el de conservar la salud pública y por consiguiente sería necesario que todo lo que se recabe de dicho impuesto debería irse exclusivamente a programas de salud y deportivos, cosa que realmente no sucede. El Poder del Consumidor indicó que en los anteriores gobiernos las empresas captaron a la Cofepris y a la Secretaria de Salud, no solo en regulación de alimentos sino en la industria de tabaco, y el alcohol, por lo que esta práctica, según el dicho de la OMS, debe reducir la tasa de mortalidad por las razones anteriormente expuestas. * El autor es abogado fiscalista

Comentarios