Columnas Sueldo presidencial

Jaque Mate

Por

"En Singapur. vincularon los salarios ministeriales al PIB nacional. Cuando la economía crece, los ministros reciben un aumento." Yuval Noah Harari López Obrador va a recortar su sueldo como presidente a la mitad. ¿Es bueno o malo? No parece una medida que vaya a generar una mejor calidad de gobierno. ¿Es excesivo el sueldo que hoy gana Peña Nieto? Su remuneración total bruta en este 2018 es de 4,452,601 pesos. Como se le retiene un impuesto sobre la renta de 1,337,000, le queda una percepción neta de 3,115,531. El ingreso antes de impuestos del presidente mexicano equivale a 231,906 dólares estadounidenses al año (a un tipo de 19.20). ¿Será que este sueldo no lo tiene ni Obama? No. El presidente de los Estados Unidos recibe desde 2001 un salario anual de 400 mil dólares antes de impuestos. Es verdad que el mandatario mexicano tiene prestaciones adicionales, pero también el de Estados Unidos y los de los demás países. ¿Cuánto ganan los gobernantes de otras naciones? ¿Hay alguna correlación entre los sueldos y la calidad de gobierno? Los salarios más altos se registran en Singapur, donde el presidente gana 1,142,000 dólares y el primer ministro 1,631,000. En Suiza, el presidente recibe 507 mil dólares y el presidente del Consejo Federal 495 mil. En Cuba, en cambio, se reporta un sueldo de 360 dólares al año para el presidente; por lo menos, esto es lo que supuestamente ganaba Fidel Castro, ya que desde que dejó el cargo no ha habido información de sus sucesores. La mayoría de los países ricos pagan sueldos razonables a sus gobernantes. El primer ministro canadiense tiene un sueldo anual de 260 mil dólares estadounidenses, el de Dinamarca 295 mil, el de Francia 220 mil y la canciller de Alemania 300 mil. En Noruega la primera ministra recibe 211 mil dólares, en Suecia 245 mil y en el Reino Unido 216 mil. El de Australia obtiene 507 mil y la de Nueva Zelandia 325 mil. Una excepción interesante es España, donde el presidente del gobierno apenas recibe 97 mil. En Chile el presidente gana 180 mil dólares y en Uruguay, patria de José Mujica, famoso por su austeridad personal, 140 mil. En cambio, el presidente de Venezuela recibe oficialmente 49 mil dólares y el de China supuestamente 22 mil. El que un gobernante tenga un sueldo bajo no significa que sea austero u honesto. El presidente de Kazajstán, Nursultan Nazarbayev, tiene un sueldo de 20,400 dólares al año y sus ministros deben sobrevivir con un ingreso de apenas 2,630 dólares. Pero en los Panama Papers quedó de manifiesto que Nazarbayev tenía cuando dos menos dos empresas registradas en las Islas Vígenes Británicas, una de las cuales administraba un yate. Nicolás Maduro y sus funcionarios venezolanos tienen salarios raquíticos, pero un directivo de una empresa de bienes raíces en Madrid me dice que los funcionarios venezolanos se han convertido en los más ávidos compradores de las propiedades más caras de España. En realidad, no debería importar mucho cuánto gana un presidente. Un buen sueldo es una retribución adecuada para un gobernante honesto y eficaz; un mal gobierno cuesta más al país que cualquier salario. La experiencia nos dice que los salarios demasiado bajos, como los de Cuba, Kazajstán o Venezuela, son un simple engaño para obtener recursos por otros medios. Por eso no parece saludable que López Obrador prometa bajarse a la mitad el sueldo y el de sus principales funcionarios. Más bien preocupa. Quizá lo mejor sea el sistema de Singapur, en que los sueldos ministeriales son altos, pero consecuencia del crecimiento de la economía. Base o confianza López Obrador dice que no va a despedir a trabajadores de base, pero sí a reducir en ¡70 por ciento! el personal de confianza. Cuidado. Esto puede llevar al despido de quienes hacen la mayor parte del trabajo para dejar solo a los burócratas. Twitter: @SergioSarmiento * El autor es periodista y analista político/ comentarista de televisión.

Comentarios