No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas La piedra en el zapato para Morena

En la red

Por Alfredo Alvarez

No cabe duda, que luego de los resultados del 1 de julio, en donde Morena aplastó al resto del sistema político mexicano, provocó que el cuadro electoral para el 2019 en Baja California se haya reconfigurado y de sobra. Entre el círculo rojo e incluso para todas las personas de a pie, el próximo año en Baja California pinta para que el cuadro se tiña de color ocre, y Morena repita los resultados demoledores de hace tres semanas, más estando AMLO operando desde Palacio Nacional. A pesar de ello, existe todavía un ingrediente que se sale de la receta de Morena para esperar resultados absolutos el próximo año, su nombre es Julián Leyzaola Pérez. Esta variable en la ecuación de los izquierdistas es, al momento, la última barrera que posiblemente enfrentarán el próximo año y es que en el 2016 Leyzaola estuvo a cuatro mil votos de convertirse en el Alcalde de Tijuana, siendo que fue su elección debutante y si más personas hubieran participado, quizá otra historia se estaría contando. Para este 2018, operó para que de alguna forma su nombre apareciera en la boleta de elección del Distrito 8 y apuntaló al candidato ganador del Distrito 6. Su fama de hombre honesto y valiente, adicional a los resultados en materia de seguridad, hicieron que fuera el primer susto o aviso, de lo que se venía para los partidos grandes. Hoy Leyzaola se encuentra en el limbo, esperando que Encuentro Social conserve el registro para rescatar su diputación plurinominal, sin embargo, el escenario parece adverso para el partido evangélico y puede que pierda el registro. Si bien esta posibilidad dejaría a Leyzaola sin una excusa para figurar más en el escenario político de BC, lo cierto es que el militar retirado se quedaría un tanto “por la libre”. A pesar de haber sido en alianza con Morena, la distancia entre Leyzaola y el ingeniero Jaime Bonilla, que hoy por hoy es el jefe político de mayor fuerza en la entidad, ha descartado casi en automático que el militar pueda ser el abanderado del partido más popular hoy en día. Dejando de un lado ello, la tendencia en redes sociales y otros círculos, es que aún hay muchas personas que esperan que Leyzaola pueda candidatearse para el 2019, sobre todo por el descontrol en seguridad que se ha sostenido en esta administración. No obstante, las cosas para Leyzaola no pintan bien, por un lado ha declarado que nunca sería candidato por el PRI o el PAN, además, existe la inhabilitación que hasta el momento le impide ser candidato localmente. Además, existen fuertes versiones donde señalan que en caso de que Leyzaola pueda sortear estos obstáculos, ya le tienen preparadas otras estrategias legales para dejarlo en el camino. No sabemos si Leyzaola sea la solución a la situación se inseguridad en Tijuana, pero la gente cree que lo es, lo importante será ver si Julián sabe mover bien sus fichas y lo pueda capitalizar. Lo cierto es que hoy en día, pese a ser de los políticos más populares en Baja California, con un perfil con similitudes a las de AMLO, que refleja un aire incorruptible, austero y que ha combatido a la mafia; el futuro político de Leyzaola no está en sus propias manos. *El autor es periodista con 25 años de carrera, ha encabezado noticieros en la televisión internacional; ganó el premio Nacional de Periodismo y ha sido académico.

Comentarios