Columnas Si fueras Gobernador, ¿qué harías para resolver la actual crisis de inseguridad y violencia en BC?

El arte de la guerra

Bajo ese título se llevó a cabo el segundo foro nacional “la seguridad pública que a Mexico le urge”, aquí en la ciudad de Tijuana, una réplica del realizado en la ciudad de Mexico hace un par de meses. La razón de estos foros es muy clara: el tema que más preocupa y ocupa a todos los mexicanos es la inseguridad, donde desafortunadamente Baja California, y Tijuana en particular, han sido renqueados en los primeros lugares a nivel nacional. Aunque más allá del ranking, los resultados indican que las estrategias implementadas a la fecha por las autoridades no han generado buenos resultados. Consecuentemente, la iniciativa de traer el foro a Tijuana fue un gran acierto. De regreso a la dinámica del foro, la convocatoria reunió a 15 de las personalidades a nivel nacional que más entienden la problemática, desde esquemas policiacos a sistemas de justicia, terminando con programas de prevención del delito. Un día completo de presentaciones y discusiones de gran valor, donde los expertos ahora cuentan con estadísticas e información histórica de lo que ha funcionado y lo que no, por lo que el análisis es mucho más profundo y es enriquecido con mejores propuestas. Desafortunadamente, el diagnostico que nos compartieron los conferencistas concuerda con el sentir de todos los bajacalifornianos: * En el esquema de seguridad actual, el reconocimiento, manejo e implementación de los programas de seguridad requieren la simpatía y por consecuencia la voluntad política del gobernante en turno, llamase presidente de la república, gobernador o alcalde. En Mexico no existen planes transexenales sustentables de seguridad pública. * Esta falta de un modelo policial sustentado y de largo plazo, nos ha dado como resultado un déficit de policías, con poca o nula capacitación, sin beneficios sociales homogéneos, y por consecuencia fácilmente permeable por el crimen organizado. * El modelo de policía fallido que se ha padecido en los últimos dos sexenios, ha requerido la intervención y el apoyo del ejército y la marina en el combate a la inseguridad, generando un vacío constitucional ante la actividad de nuestras fuerzas armadas como policías en las calles. * La pobreza como un facilitador del debilitamiento del tejido social, y por consecuencia de las adicciones, donde en Baja California en particular está por arriba de la media nacional. En opinión de quien esto escribe, creo que a los foros les falta subir a la mesa el tema de la administración y procuración de justicia, que ante la falta de Procurador General de la Republica, de una Fiscalía General autónoma e independiente, y la falta del catálogo de ampliación de delitos proveniente del Nuevo Sistema de Justicia Penal, ha generado una problemática todavía mayor en los niveles de inseguridad que vivimos en el sexenio anterior. Sin embargo, en el foro fueron hechas presentaciones de gran calidad que serán sujetas de análisis en futuras publicaciones de esta columna. En el inter, es sumamente necesario un sentido de urgencia y premura por parte de nuestras autoridades en materia de seguridad. * El autor es Presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Publica del Estado.

Comentarios