Columnas Tiene buena escuela

Apuntes

Por Ángel González

El dato exacto no lo tenemos, pues no lo encontramos en la página oficial de la Asociación de Ligas Infantiles y Juveniles de Beisbol de la República Mexicana, que en Baja California la Asociación Estatal obligó a sus circuitos a afiliarse, para poder tomar parte en los torneos avalados por la Federación Mexicana, que en la práctica no existen, aunque sí forman equipos para ir a participar a torneos patitos. Bueno, al menos en BC sí hay torneos, las famosas Copas, donde hay que soltar un buen billete para participar y según los enterados, todo es pa’l vencedor. Al principio de los Apuntes anunciamos desconocer la edad de las categorías que tiene la pelota infantil, pero nos llama la atención que peloteritos de preiniciación fueron castigados por tiempo indefinido. Los acusan de indisciplina, falta de compromiso y abandono de selectivos, según el oficio que Francisco Chávez giró a los presidentes de ligas infantiles de Baja California. Chávez, de Ensenada, director de ligas infantiles y juveniles de Baja California, es uno de los más aventajados pupilos del paladín en esto de dictar castigos a quienes infringen la normatividad. Lo que causa hasta risa es que entre los peloteros sancionados, Rodrigo López y Juan Pavlo Vizcaino (así viene en el oficio), militan en la categoría Preiniciación, que debe ser la Biberón. Qué pueden saber niños de 5 y 6 años lo que es indisciplina, falta de compromiso y abandono de selectivos, causas por las que irán a la banca por el tiempo que se les antoje a los directivos de la pelota peninsular. Ichiro Armando Rodríguez Seki, de la categoría Infantil, Francisco Báez Figueroa, Juan Carlos Muñoz Ramírez, Álvaro Partida y Alex Rivera Peñañuri, de Prejunior, así como Alfredo Peralta y Román Villalvazo, de la Junior, son los otros jugadores sancionados. Porque antes de dictar sanciones, la dirección de ligas infantiles y juveniles no investigó las causas de la ausencia de los jugadores en los equipos, pudiera ser falta de billete de los padres de familia. Y es que participar en los eventos de la Asociación de Ligas Infantiles y Juveniles de Beisbol de la República Mexicana y suponemos que los de la Federación Mexicana y de la Asociación Estatal, genera gastos. Para asistir a los eventos hay que cubrir los gastos de transportación, hospedaje, alimentación y uniforme, ya que las sedes solo proporcionan los ampayers y las pelotas. La Asociación Estatal es muy exigente con sus afiliados, obligados a adherirse, amenazados con no poder participar en los procesos de la máxima fiesta del deporte infantil y juvenil de México. Si tan solo hubiesen leído la convocatoria de la Olimpiada Nacional, pudieron haberse dado cuenta que no había necesidad de afiliarse, ya que ese documento contempla la participación en los procesos de clubes, equipos y escuelas, no necesariamente ligas. Se esperaba una respuesta enérgica de la Asociación de Ligas Infantiles y Juveniles de Beisbol de la República Mexicana, que en su momento no se dio y ya doblaron las manos ante la Femebe. Ya antes habían castigado a peloteros menores, los que se “atrevieron” a participar en las eliminatorias de Little Leagues, proceso que tiene como meta Williamsport. Pero hacerlo con niños de 5 y 6 años, por indisciplina, falta de compromiso y abandonar selectivos, como que son palabras mayores, pasarse de la raya, haciendo el ridículo. Viva la normatividad, que se traduce en impunidad para quienes la aplican a su antojo. Con esto llegamos al fin de los Apuntes… por hoy.

Comentarios