Columnas Un mal día

Agua Caliente

Por

La imagen del alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro reportó un mal día este viernes en redes sociales luego de que se diera a conocer una fotografía en la que aparece en un campo de golf, vestido para la ocasión. Nada tendría de particular tal hecho, pero la opinión generalizada de los cibernautas por la situación de violencia que vive Tijuana motivó duras críticas al encargado de la actual administración municipal. La mayoría de los comentarios vertidos sobre la referida imagen criticaban el hecho de que mientras Tijuana rebasa ya los mil 500 homicidios y se daba a conocer el caso de un menor de 13 años asesinado en un presunto asalto, Gastélum Buenrostro se encontraba jugando golf. Por la tarde el Ayuntamiento de Tijuana envió un boletín de prensa en el que informaba (sin mencionar la fotografía que circulaba en redes) que el Alcalde se encontraba asistiendo al 28 Torneo Anual de Golf de la Cámara de Comercio de Otay Mesa, California, "con el fin de tener un acercamiento con más de 90 inversionistas binacionales que participan en este evento y conocer futuros planes de desarrollo económico". En el documento se detalla que tanto el Alcalde como el secretario de Desarrollo Económico, Bernabé Esquer, acudieron a dicho torneo patrocinados por Woodward Logistics, "una firma de logística de reconocimiento internacional". Renuncia al PRI Luego de varios años como militante del PRI, de haber sido funcionaría y haber tenido varios cargos en el partido, Lucy Ocaña presentó su renuncia. Pero rauda y veloz, y antes de que la señales de estarse yendo a algún otro partido, aclaró que no se trata de eso. Dijo que aunque le tocaron muchos cambios que ha tenido el partido, no está de acuerdo con la manera en cómo se maneja actualmente. “Me decepciona observar que no veo ninguna señal real de cambio en el PRI y los discursos ya no me convencen, insisto, no veo acciones que indiquen que habrá un verdadero cambio que lo lleve a retomar el rumbo de la democracia y la justicia social”, señala en su carta de renuncia. Al dejar el partido en el que militó por 32 años, también está renunciando al cargo de consejera política estatal. Ocaña envió por separado una carta a sus compañeros de la APBC, asociación adherida al PRI y de la que es miembro fundadora, en la que les explicaba que dejarlos fue una de las cosas que más le pesó en este proceso. Comentó que tiene muchas amistades en el partido y que espera que no dejen de serlo por no ser ya militante. Quiebra Entre el círculo rojo cuentan que hay priistas que no entienden ni con la paliza que les pusieron, y siguen burlándose del pueblo. Tal es el caso, relatan, de Enrique Acosta Fregoso, quien dejó una larga lista de acreedores, a quienes no les ha pagado por los servicios que prestaron a la fallida campaña de su esposa. Militantes del tricolor afirman que es lamentable que Acosta siga añadiendo "milagritos" a su ya de por sí cuestionable historial, mismo que le impidió ser candidato en las pasadas elecciones, utilizando, por ello, a su mujer, Adriana López Quintero. Esto último no extraña, aseguran, pues ya antes había usado a López Quintero de prestanombres para sus negocios. Muchos de esos militantes se preguntan si el negocio de la importación de automóviles usados, donde, cuentan, Acosta posee el único amparo que permite tal actividad, no le da para pagarle unos pesos a sus acreedores, quienes, con toda justicia, piden el pago de un trabajo que ya desarrollaron. Si tan vacías están las arcas, dicen, tal vez vaya siendo hora de vender la casa en Montecarlo.

Comentarios