Columnas Apuran a ayuntamientos

Agua Caliente

Por

Con una evidente oposición de los diputados de Morena y del PBC, se aprobó la reforma electoral en el poder legislativo el jueves por la noche. Los oponentes pedían que los dictámenes de la reforma se detuvieran para que fuera socializada, y más específica en temas como los recursos para partidos políticos. A lo que se sumó el diputado Miguel Osuna Millán, que se pronunció desde un principio en contra por la falta de socialización. Destacó la falta de la diputada del PT Claudia Agatón, y la fugaz presencia de los diputados Luis Moreno Hernández del PES y Job Montoya Gaxiola de Movimiento Ciudadano. Cabe destacar que Job Montoya llegó en silla de ruedas por lesión en el talón de Aquiles. Al final fue avalada por mayoría calificada pero descartada la reducción a prerrogativas para partidos políticos que fue presentado como reserva por la diputada Patricia Ríos López. Durante la misma noche del jueves, después de las 22:30 horas comenzaron a remitir el proyecto de reforma de manera digital a los 5 ayuntamientos. Presionando para que el viernes por lo menos tres de los cinco cabildos lo avalaran. El Ayuntamiento de Tecate fue el primero que desde ayer temprano aprobó estas reformas, de seguro sin leer. Luego, en Mexicali, el regidor Héctor Ibarra Calvo y la regidora Alejandra Maldonado Valdés en sesión de análisis de la reforma destacaron la falta de atención de los diputados de otorgar muy poco tiempo para aprobar una reforma de calado constitucional con un documento de más de 200 hojas, pero al final de cuentas la aprobaron. Tal es la presión de los diputados que convocaron a sesión extraordinaria del congreso del Estado para el sábado a las 15:30 horas para dar seguimiento de aprobación de los cabildos. El problema radica en que la reforma debe estar publicada a más tardar a las 23:59 horas del 10 de junio, porque la ley electoral señala que cualquier reforma se incluye a más tardar 90 días antes del arranque de la jornada electoral. Apodos y propuestas Sin duda el debate de candidatos a senadores por parte del INE era un evento que causó expectativas, ya que se esperaba que estuvieran todos los candidatos que buscan un escaño pero no fue así, pues al evento faltaron Jaime Bonilla Valdez, de la coalición Juntos haremos Historia y Verónica Corona del Partido Verde Ecologista de México. El más esperado era Jaime Bonilla, ya que los candidatos tanto del Partido Revolucionario Institucional, como de la coalición Por México al Frente no han tenido la oportunidad de debatir con él, por lo que no tardaron en recriminar su inasistencia. Por cierto, él dejó plantados un día anterior a los de Tijuana Independiente, quienes organizaron una serie de foros, no debates, y a quienes confirmó su asistencia Ante esto la segunda en fórmula de Morena, Alejandra León, señaló que ella misma fue la que solicitó participar sola en los debates, además aprovechó parte de su tiempo en el debate para lanzar la frase contra los panistas, tocándole a Jorge Ramos, Jorge Jorgín Canallín" al referirse al candidato, emulando al candidato a la Presidencia de su partido contra el candidato de la coalición azul. Sin embargo, los demás candidatos, sobre todo las mujeres, criticaron que el de Morena se escudara detrás de las faldas de una mujer y la dejara sola en estos encuentros. Pero no fue el único apodo o frase lanzada durante el debate, ya que Alejandro Arregui también le puso el mote de “Luisito Rey” de la política a Jorge Ramos, en alusión al personaje del papá de Luis Miguel en la serie, que se ha vuelto muy odiado, esto porque, dijo, es un gran actor. Aquí lo que hay que decir es que el INE hizo su trabajo al convocar a los personajes políticos, en busca de que la ciudadanía conozca las propuestas de los contendientes de un cargo como senador de la República. En el caso de la candidata del Verde, aunque no hubo reproches por su ausencia, dado que es la segunda en la fórmula, dicen que andaba cerca pero prefirió no participar pues era poco el tiempo y mejor se lo dejó a Nacho Anaya.

Comentarios