Columnas Se achican las campañas

Agua Caliente

Por

El tiempo de las campañas electorales se acorta, no solo por el paso inexorable del tiempo, sino por un factor que puede pesar en el ánimo de los votantes aún más que el propio contenido de las ofertas de candidatos en este tramo final de la lucha por los votos. Si bien la fecha oficial del fin de las campañas es el 27 de junio, INE dixit, todo mundo sabe que para efectos prácticos terminarán dos semanas antes, a mayor exactitud, el 14 de junio, fecha en que dará inicio el Mundial de Rusia. Así, de disponer de cinco semanas-calendario para seguir machacando sus temas de campaña, los candidatos presidenciales, y todos los demás que disputan en esta ocasión algún cargo de elección popular, tendrán solamente poco más de dos semanas más antes de que el silbatazo inicial ponga a rodar el balón en la justa mundialista. ¿Será por las presiones del tiempo que algunos candidatos comienzan a mostrar visibles signos de desesperación? Copy/paste De entre la miríada de spots que los mexicanos hemos escuchado hasta la saciedad en esta temporada electoral hay uno que remata con palabras de cierto vuelo literario y que, por lo mismo, suenan un tanto extrañas en medio de discursos más próximos al odio y la descalificación que a la oferta razonada y las propuestas. "Cuando la esperanza se vuelve invencible la victoria final está asegurada", se le oye decir a Ricardo Anaya Cortés, candidato del frente formado por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, en el referido mensaje. La expresión pertenece a Efraín González Luna, uno de los padres fundadores del PAN, y aunque sería casi imposible que en la brevedad de un spot se pueda consignar al autor de las palabras que cita el ex dirigente nacional panista y ahora candidato a la presidencia, resulta por demás curioso que este mensaje de Anaya aparezca rubricado por el PRD, el partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas, hijo del general Lázaro Cárdenas, a cuyo impulso opositor nació el PAN en 1939 y que ahora aparece hermanado con el sol azteca en el Frente por México. Exigen licencia a Síndico Luego del gran escándalo que generó en el círculo rojo y en las redes sociales la difusión de un video en el que policías municipales de Tecate evidencian al Síndico de Tecate, Gerardo Sosa Minakata, por casi exigirles que liberaran a uno de sus amigos, quien viajaba en un auto sin documentos y a exceso de velocidad, las primeras reacciones ya empezaron a salir en la clase política. Y es que ante las evidencias que existen, donde el mismo Síndico admitió haber hecho esa llamada en donde técnicamente se observa una intentona de tráfico de influencias, en el partido Transformemos exigieron que Sosa Minakata pidiera licencia de su cargo y sea separado de él de forma inmediata y definitiva, luego de condenar esta “deplorable actuación”, pues Sosa no sólo fue exhibido en video, también los oficiales lo acusan de haberlos separado de su cargo, luego de negarse a liberar a sus protegidos. De acuerdo con el vocero del partido, Zeferino Sánchez, Gerardo Sosa no tiene la autoridad moral ni ética para seguir a cargo de la Sindicatura Municipal, es importante recordar que la Sindicatura es la figura de gobierno municipal encargada de la investigación del conducirse de los funcionarios de gobierno, y para los integrantes de Transformemos, el Síndico de Tecate ya no puede ejercerlo, pues para este partido no se puede ser Juez después de ser exhibido como una persona que busca torcer la ley para sus fines personales. Reparten golpes parejo Un contraste claro se dejó ver entre los candidatos al Senado Alejandro Arregui (PRI) y Jorge Ramos (PAN), siendo de nuevo el gran ausente Jaime Bonilla (Morena). En el foro con empresarios organizado por el Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE), se repartieron golpes parejo, Arregui evidenció la poca efectividad de Ramos como legislador, y Ramos intentó trasladarle a Arregui el desgaste del PRI. Pero donde más se pudo ver el contraste entre ambos candidatos, fue cuando les preguntaron si terminarían su gestión en caso de llegar al Senado o si solo sería una plataforma política para brincar a otra posición. Arregui se comprometió determinantemente a terminar su gestión y trazar una ruta de objetivos concretos, mientras que Jorge Ramos prefirió evadir la pregunta. ¿Será que ya está planeando su próxima campaña?

Comentarios