Columnas Mismo partido nuevo nombre

Agua Caliente

Por

Hace unos días, el PES nacional obtuvo por parte del Instituto Estatal Electoral de Baja California la posibilidad de poder participar en las elecciones locales del año que entra. Esto podría ocasionar un conflicto, pues aquí en la entidad ya existe un PES que tiene aproximadamente 10 años de haber sido fundado y que tiene regidores e incluso un diputado. Cabe recordar que hace un tiempo el PES local se deslindó del nacional, cuando este se alió al PRI en el Estado de México, dicen que fue el mismo Julián Leyzaola Pérez, quien fuera candidato a la Alcaldía por el PES local, quien pidió que pintaran su raya pues no quería que lo relacionaran con otros partidos. Así que a nivel local, Luis Moreno Hernández, diputado estatal, hizo el deslinde. Después resulta que a Leyzaola Pérez le hablaron bonito al oído los del PES nacional y él se volteó a los locales. Tanto así que salió incluso a declarar en contra de los regidores de Tijuana, quienes habían sido críticos del actuar del Presidente Municipal. Así que actualmente el PES nacional aquí es más o menos abanderado por Leyzaola Pérez, mientras que el PES estatal tiene como dirigente a Mayra Flores. Y para que no haya confusiones, tal parece que el PES local decidió ya cambiar de nombre para que no haya confusiones. Convocaron a una rueda de prensa para este día, donde revelarán el nuevo nombre. Así que Luis Moreno Hernández, diputado y los regidores Mónica Vega, Manuel Monarrez y José Manuel de Jesús Ortiz Ampudia, estrenarán nombre de su partido. Cambios en Rosarito Aunque ya se veía venir desde hace tiempo, sorprendió a más de uno la salida del secretario General de Gobierno de Rosarito, Jorge Arévalo, bueno porque en realidad solo cambiará de lugar con Diego Ramírez Robles, el llamado “Niño Azul”, quien despachaba en la Secretaría Técnica de la Presidencia. Arévalo Mendoza pendía literalmente de un hilo desde mediados del año pasado e incluso al iniciar el presente todos daban por hecho que sería removido del cargo, pero fue hasta ayer por la mañana que la versión tomó visos de ser verdad. Así las cosas, el panista Ramírez Robles fue nombrado encargado de despacho y comenzó con el cabildeo para lograr simpatías de los ediles y conseguir el voto que le permita ser nombrado oficialmente secretario General de Gobierno, tarea que dicen no será sencilla, ya que no tiene tanta experiencia política, pese a haber sido regidor en este Municipio. Pero estos no son los únicos cambios que se cocinaron, ya que América Soto, directora de Desarrollo Social, también cambiará de posición y hará el enroque con Carlos Peraza, hasta ayer director de Gobierno. Otros que también cambiaron de cargo, son Ramón Guzmán y Julio César Parra, el primero se va como administrador de la Policía y el otro a Licitaciones, en la Oficialía Mayor. Pospone visita Meade Este día Ricardo Anaya Cortés, candidato a la Presidencia por la alianza PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, estará encabezando un encuentro con simpatizantes en el Museo del Trompo en Tijuana. Por otro lado, quien pospuso su visita es José Antonio Meade Kuribreña, candidato de la coalición PRI, Partido Verde y Panal, que estaba programada para este jueves. Dejan deuda Por increíble que parezca y en el mes de la declaración de impuestos de personas físicas asalariadas, resulta que los partidos “fugaces” Humanista y Municipalista de Baja California, que participaron en la pasada contienda estatal para elegir a diputados locales y presidente municipal en los cinco municipios dejaron deudas millonarias. Resulta que los extintos partidos deben al Servicio de Administración Tributaria, así como al Instituto Nacional Electoral, poco más de 4 millones de pesos en impuestos y multas, los cuales parece que no podrán ser cobrados. Lo más preocupante de esto es que a palabras de la presidenta de la Comisión del Régimen de Partidos Políticos del Instituto Estatal Electoral de Baja California, ni las leyes locales ni las nacionales señalan alguna sanción administrativa o penal ante la deuda que dejan los ahora desaparecidos partidos. El poco dinero que dejan los partidos en las cuentas bancarias que les correspondían se usarán para cubrir los adeudos al SAT, sin embargo, no se sabe qué pasará con lo que se adeuda al INE. Curioso es que al ciudadano común que paga impuestos, municipales, estatales o federales, al momento de no cumplirlos se mete en un problema mayúsculo, mientras que los partidos parece que pueden aparecer y desaparecer sin problema alguno y sin deuda alguna. Lo curioso es que quienes fundaron estos partidos, ya andan en otros como si nada hubiera pasado.

Comentarios