Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tijuana / Narcocorridos

Promover narcocorridos es contraproducente para empresarios: Leyzaola

El teniente coronel Julián Leyzaola habló sobre el origen del veto a los Tucanes de Tijuana y como afecta a la sociedad la promoción de los llamados narcocorridos. 

Promover narcocorridos es contraproducente para empresarios: Leyzaola

Tijuana BC.- El veto impuesto al grupo Los Tucanes de Tijuana en 2009 por el entonces secretario de Seguridad, Julián Leyzaola fue una respuesta a que los músicos dedicaron un concierto en el parque Morelos a los criminales conocidos como El Teo y el Muletas, recordó el militar retirado.

En su opinión, permitir la presentación de Los Tucanes y la cancelación de otro concierto de un grupo de “narcocorridos” por amenazas, “coincide con el repunte de la violencia en la sociedad, dependen uno del otro”, dijo el teniente coronel Leyzaola.

Desde su punto de vista, permitir que se promueva el tipo de música que normaliza la violencia, en realidad, es contraproducente para los propios empresarios, pues se vuelven en las primeras víctimas de extorsiones, secuestros o cobro de piso.

Sin regreso

“El veto no oficial radicó más en la sociedad que en el propio gobierno”, señaló Leyzaola sobre el veto a Los Tucanes de Tijuana, quienes no pudieron volver a presentarse hasta que esta semana se anunciara que la alcaldesa Montserrat Caballero autorizó los permisos para un concierto del grupo.

Desde afuera se escuchaba la voz del que canta, Mario Quintero, y yo escuché cuando dijo arriba mi tres letras, mi Teo y su compa Muletas, ósea echándole muchas porras a los mugrosos esos y la gente aplaudiendo, gritando” 

Narró Leyzaola sobre aquella noche de febrero de 2009.

“Me pareció tan grotesco, tan poco compatible con la situación que estaba viviendo la ciudad, de muertes, secuestros, extorsiones, ejecuciones, de profesionistas, médicos y todo, y toda la huida de capitales de Tijuana, de la gente que se iba por miedo, como que esa escena se me reveló como ‘o estamos en contra de la violencia o estamos a favor de la violencia’”, relató Leyzaola.

Dedicado a criminales

Al escuchar a los Tucanes dedicando su concierto a criminales, el secretario decidió tomar partido y, sin consultar al alcalde Jorge Ramos, canceló los permisos para que no volvieran a presentarse en Tijuana quienes hacían apología de los mismos que dañaban a la sociedad.

“El veto radica en los propios empresarios, en la parte de la sociedad que se encarga de promover este tipo de grupos; se supone que ellos evitaron este tipo de contrataciones. Si ahora los empresarios volvieron a hacer eventos con ellos, en quien recae esta responsabilidad es en ellos”, opinó Julián Leyzaola.

El peligro de los llamados narcocorridos, señaló Leyzaola, radica en la forma en que presentan a la sociedad, especialmente a los más jóvenes, a quienes “convencen de que no es malo pertenecer a grupos criminales, no es mala la violencia y le dan de alguna manera un tipo de personaje heroico al sicario, como si fueran personas valientes o ejemplo a seguir”.

“Que esa hipocresía de exigirle a la autoridad que la violencia y todo, y seamos persignados cuando se trata de criticar, vamos a los conciertos y le aplaudimos a esos mugrosos”, concluyó Julián Leyzaola.

Temas relacionados