Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Tijuana

Baches

Conocidas son las obras de los romanos; los caminos, que no por algo hizo famosa la frase” todo los caminos te llevan a Roma, los acueductos, los lagos que ahondaron o cambiaron de curso, las colinas que hicieron desaparecer, la montaña que por orden de Vespasiano cortaron en la vía Haminia, en un espacio de trescientos cincuenta metros de longitud y cuya inscripción subsiste todavía.

No sabemos qué es más admirable, si la utilidad, la magnificencia o el mantenimiento de los caminos romanos. Un motivo importante de por qué las calzadas romanas eran tan duraderas, era el cuidado que pusieron en el diseño y ejecución de un sistema de drenaje pluvial.

Los baches se forman cuando el agua se filtra por debajo del pavimento. Por esta acción en suelo como el de Mexicali, se expandirá, lo que hará que el pavimento se hinche, se doble y, posteriormente, se agriete. Luego, cuando el agua desaparece por completo, aparecen huecos debajo de la superficie pavimentada. El pavimento se debilita aún más a medida que se repite el proceso.

Para empeorar las cosas, cada vez que un automóvil pasa sobre la superficie ahora debilitada, el peso del vehículo continúa derrumbando el pavimento aún más. En este punto, las piezas de la superficie de rodamiento se desprenden y se desplazan por completo. Una vez que eso sucede, aparece el bache. Pero el proceso no termina ahí.

Un bache recién formado puede rellenarse con agua y seguir rompiendo más asfalto, creando un cráter aún más grande que representa un riesgo aún mayor.

La calidad de las obras viales en México no se debe escatimar y tampoco debe dilapidar el dinero público en pavimentos económicos ni en paliativos costosos en una superficie de rodamiento en una estructura de pavimentos fracturada que ya cumplió su vida útil, esto es un tema de técnicos, de ingenieros civiles, de expertos en mecánica de suelos, de proyectos ejecutivos elaborados por personas con conocimiento en la infraestructura carretera o urbana, de empresas constructoras con experiencia en las mismas, de laboratorios de control de calidad, de diseñadores de pavimentos flexibles o rígidos, no se puede ni se debe seguir construyendo al ahí se va.

Los baches son daños en la superficie de calles y carreteras que pueden dificultar la circulación de vehículos y causar accidentes peatonales.

Para evitar la formación de baches es importante utilizar materiales de alta calidad en la construcción de calles y carreteras puede ayudar a prevenir la formación de baches, realizar un mantenimiento regular de las vías, incluyendo la reparación de pequeñas fisuras y agujeros, pueden prevenir la formación de baches más grandes, asegurarse de que las vías tengan un sistema de drenaje pluvial adecuado para evitar la acumulación de agua, que contribuye a la formación de baches, limitar el tráfico pesado en las vías puede ayudar a reducir el desgaste y la deformación del pavimento, lo que a su vez puede prevenir la formación de baches.

Es importante tener en cuenta que la prevención de baches en la construcción es un proceso continuo y requiere un mantenimiento regular para garantizar la seguridad y comodidad de los usuarios de las vías. Por supuesto una obra de calidad tiene su costo, Baja California cuenta con una normatividad en materia de obras viales, esta normatividad debe empezar aplicarse de inmediato si queremos obras con calidad y durabilidad y su ámbito debe ser general, es decir tanto para las obras públicas como para las obras privadas (que en algún momento se volverán públicas en el caso de los fraccionamientos), las dependencias del sector público y las empresas que principalmente se dedican al desarrollo de vivienda o parques industriales y que ejecutan obras viales deben contemplar en sus costos los proyectos ejecutivos, la verificación de la calidad de las obras, el constructor, su control de calidad y sus procedimientos constructivos con equipo de construcción en excelentes condiciones, contar con topógrafos e ingenieros civiles como supervisores capacitados y certificados.

Ya es tiempo de que en Baja California se realice una cruzada por la calidad y durabilidad de las obras y que estas perduren como las de los romanos.

En esta nota