Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Columnas / Columna Tijuana

La Tsunami de la Inteligencia Artificial

En 2010 salvo algunos investigadores de universidades prestigiosas y algunos tecnólogos de Silicon Valley, no se le daba la importancia ni la seriedad para analizar el impacto que la Inteligencia Artificial está teniendo y tendrá en los próximos 5 años.

En 2010 salvo algunos investigadores de universidades prestigiosas y algunos tecnólogos de Silicon Valley, no se le daba la importancia ni la seriedad para analizar el impacto que la Inteligencia Artificial está teniendo y tendrá en los próximos 5 años. Hoy es un tema de moda, y como muchos temas de moda, sólo entendido superficialmente. A este cambio tecnológico se le puede llamar disrupción, revolución, era, entre otros nombres y adjetivos para destacar su importancia. El emprendedor tecnológico Mustafa Suleyman describe las implicaciones en su libro “The Coming Wave”. El autor es nada más y nada menos que el cofundador de Deepmind (la plataforma de IA de Google que derrotó al coreano Lee Sedol campeón mundial de Go en 2016) e Inflection AI, así que sabe de lo que habla.

En una entrevista reciente por The Economist para explicar su libro, Mustafa señaló que hay que distinguir entre Inteligencia Artificial (IA), Inteligencia Artificial General (IAG) y Capacidad de Inteligencia Artificial (CIA). Los argumentos y sus implicaciones son importantes para la raza humana. ¿Qué significan estos conceptos?

1. La Inteligencia Artificial (IA) es la ciencia de enseñar a las máquinas (machine learning) a aprender capacidades como si fueran humanos.

2. La Inteligencia Artificial General (IAG) es el punto en el que la IA puede desempeñar todas las habilidades cognitivas humanas mejor que los humanos más inteligentes.

3. La Capacidad de la Inteligencia Artificial (CIA) es el puente para que la IA alcance la IAG o en términos de otro reconocido autor Ray Kurzweil, se logre la singularidad.

Dicha singularidad que Kurzweil describía como la intersección entre la ingeniería y la biología. Mustafa describe algo parecido en su libro: La ola que viene es un clúster emergente de tecnologías centradas en la “IA” y la “biología sintética” y cuyas aplicaciones transformadoras tienen la posibilidad tanto de empoderar a la humanidad, como de enfrentarla a riesgos sin precedentes.

Si le preguntamos a ChatGPT que es biología sintética nos describe “La biología sintética es un campo multidisciplinario de la ciencia y la ingeniería que combina principios de biología, química, física e ingeniería para diseñar, construir y manipular sistemas u organismos biológicos. Su objetivo principal es crear nuevos componentes biológicos, dispositivos y sistemas sintéticos, o rediseñar sistemas biológicos existentes con propósitos específicos. En resumen, la biología sintética tiene el potencial de revolucionar diversas industrias y campos al permitir la creación de sistemas biológicos y organismos diseñados a medida para satisfacer necesidades y desafíos específicos. Continúa evolucionando rápidamente a medida que los investigadores desarrollan nuevas herramientas y técnicas en este campo emocionante y dinámico”.

Se nos decía que no debíamos preocuparnos porque la tecnología servía para desplazar trabajos pesados y peligrosos de manufactura por robots, pero que nos podíamos desplazar al sector servicios. En el sector servicios la IA está disminuyendo la cantidad de profesionistas que se requieren para hacer análisis en el sector contable, financiero, bancario, de seguros, etc. Por tanto, debíamos movernos a actividades creativas ya que en eso no competiríamos con la IA. Actualmente la IA inventa cuentos, desarrolla pinturas y toca música.

Hoy vemos normal la interacción con la IA en el reconocimiento facial y de voz, en las traducciones, en su información para desplazarnos. En términos del potencial Mustafa señala que, en los próximos 5 años, la CIA será capaz de generar un emprendimiento, si se le da digamos $100 mil dólares digitales será de capaz de inventar un nuevo producto o servicio y lanzarlo al mercado, será capaz de hablar y negociar con humanos y de desarrollar cadenas de suministros con cada vez menos interacción de los humanos. Este es un nuevo salto tecnológico con grandes implicaciones.

En términos de riesgo, la biología sintética es vida artificial, es la habilidad de diseñar nuevos organismos y rediseñar los sistemas biológicos existentes. Siempre son temidos los ciberataques por parte de la IA, pero ahora puede ser posible que la IA pueda generar un ataque biológico creando una batería sintética capaz de matar a un billón de humanos. Por todo lo anterior el historiador Yuval Noah Harari habla del fin de la historia donde el ser humano es el principal protagonista y la IAG puede escribir su propia historia.

Para la reflexión, ¿Qué papel juegan las Instituciones de Educación Superior y cómo se deben replantear y reinventarse constantemente ante estos importantes cambios tecnológicos? ¿Qué nuevas habilidades y destrezas necesitan nuestros estudiantes y futuros egresados? El futuro se ve escalofriante por decir lo menos.

En esta nota